Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acto de proclamación de Felipe VI en el Congreso costó 132.000 euros

Posada califica de "austero" el gasto, que se cubrirá con remanentes de las Cámaras

Felipe VI recibe los aplausos de los diputados el día de la proclamación.rn
Felipe VI recibe los aplausos de los diputados el día de la proclamación.

La ceremonia de proclamación de Felipe VI como Rey de España, que se celebró el pasado 19 de junio en el Congreso, costó a las Cortes Generales un total de 132.036,58 euros. Un gasto "austero", según estima el presidente del Congreso, Jesús Posada, que saldrá de la cuenta de remanentes que anualmente van acumulando las Cámaras con las partidas presupuestarias no ejecutadas.

Así se recoge en el presupuesto que estudió el pasado martes la Mesa del Congreso y cuya factura desglosa los distintos actos de esa jornada. De los más de 132.000 euros, la partida más importante -un total de 55.128,25 euros- se destinó a desmontar la zona de Presidencia del Congreso para colocar una tarima especial desde la que don Felipe fue proclamado nuevo Monarca, rodeado de su familia y de las principales autoridades del Estado. Otros 11.979,61 euros se dsetinaron a trabajos extra en esa plataforma y la colocación del tapete donde reposaron la corona y el cetro reales durante la proclamación.

La segunda partida más importante, de 36.358 euros, se destinó a abonar complementos y horas extra al personal de las Cortes Generales que trabajó el 19 de junio, que era festivo en Madrid. La Cámara Baja se hará cargo de 26.288,80 euros y el Senado pagará otros 10.069,20 euros.

Otros 8.820,90 euros se gastaron en montar y desmontar el dosel que se instaló en la Puerta de los Leones, y 4.564,57 euros en 31 pasadores de cordón y en las medallas que ese día lucieron los miembros de las Mesas del Congreso y del Senado y los portavoces parlamentarios con el nuevo emblema de Felipe VI.

Además, el documento registra que por cambiar los sillones del hemiciclo para que cupieran también los senadores se abonaron 3.007,10 euros, y otros 2.597,40 euros por barnizar y elevar la altura del atril desde el que Felipe VI pronunció su discurso como nuevo Monarca, así como por restaurar la mesa isabelina de la Sala de la Reina.

El alquiler y montaje de una carpa para el control de acceso de los periodistas supuso un importe de 1.875,50 euros, mientras que la pausa del café que se tomaron las autoridades sumó otros 1.074,70 euros. También se colocaron pantallas para que se pudiera seguir la sesión en diversas dependencias del Congreso, lo que implicó un coste de 923,77 euros.

Entre otros gastos de la factura de la proclamación se incluyen, asimismo, los 410,63 euros que costó el servicio de agua para la prensa; los 162,43 euros que se pagaron por la climatización y los 125 euros que se abonaron por dos centros de flores que se colocaron en el Salón de Plenos.