Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía y la Guardia Civil tienen 368 investigaciones por terrorismo islamista

Barcelona y Madrid son las provincias donde se concentra el esfuerzo policial

La policía y la Guardia Civil tienen abiertas actualmente 837 investigaciones sobre todo tipo de terrorismo, de las que 368 corresponden a terrorismo islamista, según fuentes de los servicios antiterroristas. El Ministerio del Interior considera que el riesgo de atentados islamistas en España es “alto”, por lo que el Gobierno tiene activado el nivel 2 de alerta ante el “riesgo probable de atentado” (10 años después de la masacre de los trenes del 11-M).

Barcelona, Madrid, Córdoba, Málaga y Ceuta son las provincias en las que las fuerzas de seguridad del Estado tienen en marcha más investigaciones contra las redes yihadistas. Cataluña y Andalucía son las regiones en las que hay más pisos o locales sometidos a vigilancia.

La policía y la Guardia Civil tienen 368
investigaciones por terrorismo islamista ampliar foto
La lucha contra el terrorismo islamista 

El informe está elaborado a partir de una enorme base informática que contiene datos referidos a personas, empresas, medios de transporte, rastreo de teléfonos, cuentas bancarias, correos electrónicos y páginas web.

Este fichero recoge tanto las investigaciones que están en curso como aquellas que se hallan en una fase “durmiente”, en espera de nuevos datos, y las que están ya cerradas por haber concluido las pesquisas.

En la actualidad hay 368 investigaciones sobre terrorismo islámico: 234 en plena fase de pesquisas y 134 en estado “durmiente”. En 291 de los casos, los agentes han determinado dónde está el núcleo principal de los sospechosos. Concretamente 63 de ellos están en Cataluña

Más del 18% de las entidades y personas investigadas tienen su núcleo principal de actuación en Barcelona, mientras que en Madrid está el 13% de las indagaciones. Eso hace que el mayor número de efectivos de la policía y la Guardia Civil especializados en lucha contra el yihadismo se concentren en Madrid y Barcelona, seguidos de la Comunidad Valenciana, Ceuta, Melilla y algunas provincias de Andalucía.

“Si se tuviese en cuenta la población y la extensión de las comunidades autónomas, resultaría que es en Cataluña donde se concentra el mayor esfuerzo policial”, recalca el informe. Este admite que, además, los Mossos d'Esquadra también tienen sus propias unidades antiterroristas, que previsiblemente también dedican a sus efectivos a detectar los focos islamistas

Más del 80% de las investigaciones tienen asignado un determinado ámbito territorial en España. El 20% restante no se corresponde con ninguna provincia concreta porque los rastreos se centran en Internet y en foros yihadistas, lo que impide que por el momento se pueda fijar dónde operan los sospechosos.

Los principales focos de radicalización islamista están en Cataluña y el arco del Mediterráneo, junto con Ceuta y Melilla. La policía suele controlar los congresos salafistas que se celebran periódicamente en localidades catalanas y valencianas por ser en esas reuniones en donde se concentran más jóvenes radicales.

La mayor amenaza en España procede de células locales autorradicalizadas o de lobos solitarios inspirados en la ideología de la yihad global de Al Qaeda. Pero la mayor preocupación la constituyen los islamistas que retornan a casa después de estar en zonas de combate como Siria y Mali.

Durante el año 2013 se abrieron 97 nuevas líneas de investigación sobre terrorismo en general, por lo que los casos abiertos en la actualidad ascienden a 837. Afectan fundamentalmente a personas sospechosas de estar relacionadas con facciones de Al Qaeda, ETA, grupos de carácter anarquista y antisistema.

Detenido en Luxemburgo un yihadista al que buscaba España

Agentes de la Comisaría General de Información española y de la policía luxemburguesa han detenido en ese país al belga Davide De Angelis, Abu Nouh, un supuesto yihadista retornado de la guerra de Siria. Los investigadores le vinculan con una red desmantelada el pasado marzo en Melilla y liderada por el español Mustafa Maya Amaya. Según fuentes policiales, este presunto yihadista ponía a Maya Amaya en contacto con personas dispuestas a ir a las zonas de conflicto y, además, supuestamente financió a la red con una cantidad no precisada.

Según el Ministerio del Interior, el arresto se ha producido por un delito de terrorismo, en el marco de la Operación Akteka, al ser un retornado de Siria que supuestamente facilitaba el envío de combatientes a la red desarticulada en España. Ha sido detenido por una orden europea de detención emitida por el Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

De Angelis estuvo en Siria a finales de 2012 y, tras su regreso a Europa, colaboraba con Maya Amaya en la captación de nuevos yihadistas, quienes se insertaban en el Estado Islámico de Irak y Levante en Siria y en Al Qaeda en el Magreb en Mali.

El pasado marzo, la Comisaría General de Información desarticuló la mayor red de envío de yihadistas a territorios en conflicto detectada en España hasta hoy. Tres presuntos terroristas fueron arrestados en Melilla, uno en Málaga y cuatro en Marruecos. Esa organización había mandado a una veintena de radicales a Mali y una treintena a Siria, según Interior.

Maya Amaya dirigía la trama desde Melilla, desde donde contactaba con personas asentadas en Europa y el Magreb para captar a nuevos combatientes. Para ello disponía de distintos facilitadores en Europa, entre los que presuntamente estaba Davide De Angelis.

Más información