Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madina se presenta para liderar el PSOE prometiendo un “shock de modernidad”

El diputado socialista intentará convencer de su proyecto de cambio en el partido socialista

Madina, durante la presentación de su candidatura.

Eduardo Madina ha anunciado su intención de competir para liderar el PSOE con la promesa de provocar un "schock de modernidad".

El diputado socialista ha comparecido ante los periodistas en un pasillo del Senado, ante el busto de Ramón Rubial, expresidente del PSOE y, según sus palabras, su referente político.

Toda su intervención ha incluido referencias al "tiempo nuevo", a la necesidad de "dar un paso al frente para un cambio en España" y, sobre todo, la reiteración de eslogan del "shock de modernidad".

Arropado por algunos diputados y por quien fuera mano derecha de José Luis Rodríguez Zapatero, Bernardino León, Madina ha explicado que "se vive una situación grave en España" y su intención es lograr que el PSOE recupera la "vocación de mayoría" para volver a ganar las elecciones.

Hoy mismo, Madina abandonará su puesto en la Ejecutiva federal del PSOE para no comprometer la neutralidad de la dirección del partido. El aspirante debe recoger ahora los 10.000 avales precisos, como ya han anunciado que harán Pedro Sánchez, José Antonio Pérez Tapias y Alberto Sotillos. El que lo logre se presentará a las elecciones entre los militantes que votarán el 13 de junio.

Madina ha prometido que si es elegido secretario general mantendrá las primarias abiertas en noviembre para elegir el candidato del partido, tal y como estaba previsto antes de las europeas del pasado 25 de mayo. Su tesis es que entre las profundas reformas que deben abordarse debe estudiarse el cambio en el funcionamiento de los partidos, incluyendo las primarias obligatorias.

Se ha mostrado dispuesto a que en el congreso extraordinario de final de este mes se debata sobre monarquía o república, aunque se remitió a las conclusiones de la conferencia política de noviembre. De hecho, un congreso extraordinario no tiene capacidad para debatir sobre las posiciones programáticas.

Madina ha defendido las reformas de la Constitución aprobadas por el PSOE en la línea del modelo federal y se ha mostrado dispuesto a debatir con otros candidatos a la secretaría general del partido.