Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal presenta una nueva ley electoral para reducir el número de diputados

La presidenta de Castilla-La Mancha ha cambiado la norma dos veces en dos años

La presidenta de Castilla-la Mancha, María Dolores de Cospedal, ha registrado en las Cortes regionales su proposición de ley para modificar la normativa electoral y reducir el número de diputados a 33, 16 menos de los que existen en la actualidad. Esta es la segunda vez en poco más de dos años que la también secretaria general del PP plantea un cambio electoral.

En la primera ocasión, en mayo de 2012, el PP de Cospedal amplió el número de parlamentarios, de 49 a 53 para que tres de las provincias tuvieran escaños impares y dos de ellas pares. Esta modificación, que nunca se ha aplicado, perjudicaba los territorios históricamente socialistas, según el propio PSOE. Esta es la ley que está vigente con lo que, de haberse aplicado ya, la reducción que plantea Cospedal sería de 20 diputados. La norma está recurrida ante el Tribunal Constitucional por la arbitrariedad del reparto de escaños entre las provincias. El recurso, que presentó el PSOE, está pendiente de resolución.

La modificación, presentada este miércoles, no refleja cómo quedará distribuido el número de parlamentarios por provincias. La proposición de ley únicamente señala que cada provincia tendrá tres escaños fijos mientras que el reparto de los restantes, en proporción a la población de cada provincia, no se conocerá hasta que aparezca especificado en el decreto de disolución de las Cortes castellanomanchegas y de convocatoria de elecciones.

Según los cálculos realizados por los socialistas, si se extrapola el resultado de las europeas en Castilla-La Mancha, con la ley electoral vigente, aprobada en mayo de 2012, el PP perdería la mayoría absoluta por tres escaños. Con la anterior a esta, el PP obtendría mayoría absoluta por tres diputados.

De aprobarse la nueva ley, las Cortes de Castilla-La Mancha pasarán a tener menos diputados que el de Cantabria, casi la mitad que Extremadura y los mismos que La Rioja, cuando su población es mucho mayor.

El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, ha criticado duramente la propuesta de Cospedal, que ha calificado de “pucherazo”. “Lo ha presentado a traición y con el intento de gobernar aunque pierda aún más votos”, ha señalado. “Han estado un año echando cuentas porque casi no les sale ninguna”, ha añadido.

Para acometer esta reducción, el Congreso de los Diputados aprobó en marzo, con los únicos votos del PP, la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, que ya recogía la intención de reducir el número de diputados de las Cortes autonómicas en un intervalo de entre 25 y 35, frente a la horquilla anterior de entre 47 y 59 parlamentarios.

La aprobación de este Estatuto se llevó a cabo, además, antes de que se aprobara la recuperación del recurso previo de inconstitucionalidad ante el alto tribunal, con lo que este no pudo ser recurrido por el PSOE antes de que fuera aprobado, trámite que hubiera paralizado su aplicación y, por tanto, habría impedido que ahora se planteara una nueva reforma de la ley electoral.