Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP desecha abrir la llave para que los europeos voten en cualquier país de la UE

PSOE y UPyD animan al Gobierno a que levante la bandera de este nuevo derecho

El colectivo 'Let me vote' mantendrá su campaña por toda Europa

Un británico, holandés o alemán pueden ser alcaldes de una localidad española pero los 2,7 millones de europeos que residen de manera permanente en España no pueden votar. Tampoco los 550.000 españoles residentes en países comunitarios pueden ejercer el sufragio en esos países. Y así continuará porque el intento realizado por el PSOE y UPyD -a través de sendas proposiciones no de ley- para iniciar este debate ha sido rechazado de plano por el PP.

“Una reforma así no es urgente y afecta a los pilares de la estructura constitucional”, además de requerir la unanimidad de los países europeos. Este es el resumen de las razones esgrimidas por el portavoz del PP en la Comisión Mixta para la Unión Europea, Pablo Casado, para echar abajo los argumentos de Diego López Garrido, del PSOE, y de Irene Lozano, de UPyD. Ambos consideran que España podía ser pionera en coger esta bandera que ya ha izado el colectivo Europeos sin Fronteras, con su iniciativa Let me vote.

Los conocimientos y el bagaje sobre los tratados europeos del diputado y portavoz de Defensa del Grupo Socialista, Diego López Garrido, anterior secretario de Estado de la Unión Europea, no fueron suficientes para mover el ánimo del PP. El argumento del portavoz popular de que el proceso de negociación “sería difícil y duraría años”, al requerir la modificación de los tratados, fue rebatido por López Garrido. Desde la perspectiva doctrinal, el portavoz socialista ha defendido que la modificación del derecho a voto de los ciudadanos de la UE no afecta a los tratados europeos sino que solo se requería cambiar las legislaciones nacionales.

Lo importante es empezar y tener claro que la capacidad de voto es “un derecho fundamental” de los comunitarios y un pilar de la ciudadanía europea, han sostenido PSOE y UPyD. Los socialistas pretendían que el derecho al voto se extendiera a las elecciones generales en tanto que UPyD lo ampliaba a las elecciones autonómicas, una vez que ya está aprobado para las municipales, tanto para electores como para elegibles. Los requisitos sobre los años que se necesitarían de estancia en el país para el ejercicio del derecho se discutiría en el Parlamento.

“¿Y qué ocurriría si España lidera una iniciativa política que profundiza en la igualdad de los ciudadanos europeos?”, ha preguntado Irene Lozano, de UPyD, para pedir al Gobierno de España que “no tenga miedo” en encabezar esta iniciativa cuyo debate ya está en Francia, Italia y Bélgica. Había expresado el portavoz del PP el orden de prioridades de los españoles: El empleo y la economía. No le ha quitado la razón la diputada del partido magenta pero ha destacado la necesidad de no descuidar las parcelas de derechos y libertades. “Como mujer le digo que podemos ocuparnos de varias cosas al mismo tiempo”, ha señalado. No, “no es oportuno”, ha concluido el representante de la mayoría del Parlamento. El colectivo Let me vote. no va a cejar y continuará con la presión para que la libre circulación de los europeos se amplíe al derecho al voto.

Más información