Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 43% de los muertos de tráfico en 2013 dio positivo por alcohol o drogas

Desciende el número de fallecidos que habían ingerido bebidas alcohólicas

Aumenta el numero de víctimas que había tomado estupefacientes

El 43% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico en carretera durante el año pasado, analizados por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), dio positivo en alcohol, drogas y/o psicofármacos. Según ha explicado la directora del INTCF, Gloria Vallejo de Torres, esto supone una disminución de tres puntos en relación a 2012 y, además, supone la ruptura de la tendencia al alza registrada en los últimos cinco años.

Este documento recoge los resultados de los análisis toxicológicos realizados a 784 fallecidos (557 conductores, 161 peatones y 66 acompañantes) en accidente de tráfico a través de una muestra de sangre, con objeto de determinar la presencia de alcohol, drogas y psicofármacos cuando ocurrió el accidente. El número no se corresponde con el balance de víctimas mortales en la carretera en 2013 elaborado por la Dirección General de Tráfico (DGT), y que recoge 1.128 víctimas mortales, debido a que hay comunidades autónomas que realizan sus propios análisis toxicológicos.

Uno de los datos más destacados del informe, según Vallejo de Torres, es que ha caído "levemente" la ingesta de alcohol en las víctimas de tráfico en más de seis puntos (del 35,1% en 2012 al 28,9% el año pasado). Aún así, el trabajo señala que el 65,2% de los conductores fallecidos con alcoholemia positiva presentó una tasa de alcohol superior a 1,2 gramos por litro en sangre, un porcentaje que se eleva al 79,4% en el caso de los atropellados.

Por su parte, la ingesta de drogas han aumentado en los dos últimos años del 12,6 al 15,2% y los psicofármacos del 13,49 al 14,36%. En los positivos por estas sustancias, las más detectadas entre los conductores ha sido la cocaína (55,2% de los positivos), seguida del cannabis (43,53%) y los opiáceos derivados de la morfina (16,47%).

En cuanto al perfil mayoritario de víctimas por consumo, tanto de alcohol como de drogas, el documento apunta a que corresponde a un varón de entre 30 y 40 años que ha consumido alcohol. Del mismo modo, el 23% de los fallecidos por atropello también presentaban concentración de estas sustancias en sangre. En este sentido, el perfil es de un varón mayor de 60 años que ha ingerido psicofármacos y alcohol. Además, el análisis refleja que no hay diferencia entre el número medio de fallecidos que circulaban en un vehículo festivo y fin de semana (1,52 por día en ambos casos).

Durante el acto de presentación del informe, la directora general de Tráfico, María Seguí, ha señalado que estas cifras vienen a dar "más valor a las modificaciones de la nueva Ley de Tráfico" y ha apuntado la importancia del "impacto de las drogas en la ocurrencia de un siniestro, independientemente de sus consecuencias".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >