Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
cinco menores muertos en un choque

Prisión para el conductor de la excavadora del accidente en Badajoz

El vehículo giró a la izquierda cuando el microbús iba a adelantar en una carretera secundaria

El hombre que conducía la máquina pesada ha sido detenido esta tarde

El funeral por los cinco menores fallecidos se celebrará mañana a las once en Monterrubio

Tres menores y un adulto siguen ingresados; otros nueve heridos han sido dados de alta

El juzgado número 2 de Castuera (Badajoz) decretó este viernes prisión provisional y sin fianza para el conductor de la retroexcavadora implicada en el accidente de la noche del jueves en el que murieron cinco menores de un equipo de fútbol sala de Monterrubio de la Serena (Badajoz) al volcar el microbús en el que viajaban. La juez le imputa siete delitos, cinco por homicidio imprudente, uno por lesiones graves y otro contra la seguridad del tráfico.

El detenido, F. F. M., de 37 años, nacionalidad española y vecino de Castuera, había consumido cocaína y hachís, según arrojó la prueba salival que le realizó la Guardia Civil tras el siniestro, si bien no fue arrestado hasta el día siguiente. No obstante, este “primer test indiciario”, que detecta los estupefacientes consumidos en las horas anteriores, deberá ser contrastado con un análisis posterior en el laboratorio, según confirmaron este viernes fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), que subrayaron que “estas pruebas tienen una fiabilidad de más del 90%”. Además, para que exista delito por consumo de drogas, será necesario demostrar que conducía bajo su influencia, lo que dependerá “de los síntomas que presentaba el hombre y que describieron los agentes en su parte”, según fuentes de Tráfico.

Prisión para el conductor de la excavadora del accidente en Badajoz pulsa en la foto

El accidente se produjo a las 21.22 del jueves cuando el microbús, que circulaba por la carretera BA-051 en dirección a Monterrubio de la Serena, trató de adelantar a una retroexcavadora, a la altura del kilómetro 3,5, en un tramo recto y con buena visibilidad, aunque con bastantes cambios de rasante. El conductor se vio obligado a “dar un volantazo a la izquierda” al percatarse de que la máquina agrícola estaba girando, también a la izquierda, según desvelaron las primeras pesquisas de la Guardia Civil. En ese momento, el microbús volcó y cayó en la cuneta. La retroexcavadora había hecho un cambio de dirección en un punto permitido para entrar en el camino rural situado a la izquierda, en el que se encuentra la nave donde se aparca la máquina por las noches. Uno de los supervivientes aseguró que el autobús llegó a golpear a la pala de la máquina, aunque fuentes de la investigación no lo confirman.

A pesar de que la Guardia Civil tiene “indicios suficientes” para creer que el conductor de la excavadora fue el culpable del accidente, “principalmente por haber dado positivo por drogas”, la investigación continúa abierta. El equipo de reconstrucción de accidentes del instituto armado trata de averiguar si la excavadora hizo un cambio de dirección inesperado y sorprendió al autobús o si bien señaló el giro con los intermitentes y el conductor del autobús no se percató. Según el testimonio de supervivientes, el minibús ya había empezado a adelantar antes de que la excavadora girara.

Familiares de los fallecidos atendidos por psicólogos.

La directora de Tráfico, María Seguí, que acudió este viernes al lugar del siniestro, donde todavía podían verse restos del chasis y del motor del microbús y dos zapatillas de fútbol sala, aseguró que los 13 supervivientes —en el autobús viajaban 18 personas—, llevaban puesto el cinturón de seguridad, si bien no pudo confirmar si los fallecidos también lo usaban.

Según informó la DGT, no consta en sus archivos que la retroexcavadora hubiera pasado la ITV (Inspección Técnica de Vehículos). Le correspondía hacerlo en 2013. Sin embargo, Tráfico admite que en ocasiones las oficinas de ITV tardan en informar de las inspecciones realizadas.

Los cinco chicos fallecidos son Juan Pedro Martín, de 14 años, José Manuel Tena (12), Bernardo Raya (15), Javier Paredes (15) e Ismael Herrador (13). Además, los otros 13 ocupantes del autobús, tres adultos y diez menores, resultaron heridos. Diez de ellos recibieron ayer el alta. Todavía permanecen ingresados en el hospital Don Benito-Villanueva dos menores, de 12 y 14 años, que presentan policontusiones y abrasiones en el cuerpo, y un adulto de 77 años, en observación, según confirmó este viernes la Consejería de Salud de Extremadura.

Los cadáveres fueron trasladados a las cuatro de la mañana del viernes al Instituto Anatómico Forense de Badajoz, para que fueran reconocidos por sus familias y para practicar las autopsias. Por la tarde, fueron llevados al polideportivo municipal de Monterrubio de la Serena (2.700 habitantes), donde residían cuatro de las víctimas —el quinto es de una pedanía cercana— y donde se instaló la capilla ardiente.

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, y el subsecretario de Interior, Luis Aguilera, se acercaron al lugar del suceso para trasladar “cariño” a los familiares de los fallecidos. También transmitieron el pésame a las familias los Reyes, los Príncipes, el ministro del Interior, Jorge Fernández, Soraya Sáenz de Santamaría en nombre del Ejecutivo, y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, entre otras personalidades. El funeral, al que acudirá Jorge Fernández, según anunció Interior, se celebrará este sábado, a las 11 en Monterrubio de la Serena.

Los partidos suspenden los actos de campaña en Extremadura

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, decretó anoche tres días de luto oficial en la comunidad como “testimonio del dolor” de los extremeños por los fallecidos en el accidente, tras acercarse al lugar del suceso. Además, todos los partidos políticos suspendieron los actos con los que se iniciaba la campaña electoral en Extremadura y los que tenían convocados al menos hasta el próximo lunes, en señal de duelo.

Los dirigentes del PP guardaron un minuto de silencio en la sede nacional del partido. Mariano Rajoy mostró en Twitter su “consternación” por el accidente. Su cabeza de lista a las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 25 de mayo, Miguel Arias Cañete, trasladó las condolencias de toda la formación a las familias de las víctimas en el acto de apertura de campaña electoral. “Acabamos de conocer un trágico accidente en Extremadura, queremos trasladar nuestras condolencias, nuestro sentimiento y compartir el dolor de las familias de los fallecidos”, afirmó Cañete.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la principal candidata de su partido a las elecciones europeas, Elena Valenciano, también mostraron sus condolencias. Valenciano aplazó la visita que hoy tenía previsto realizar a Cáceres. El Consejo Superior de Deportes (CSD) pidió que en los acontecimientos deportivos de este fin de semana se celebren homenajes de recuerdo a los fallecidos.

Más información