Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Príncipe de Bahrein elogia ante don Juan Carlos la Transición española

El heredero al trono del país que reprimió con violencia las revueltas de la primavera árabe sugiere al Monarca que desea imitar las reformas de Suárez

El Rey: “España tiene por delante un escenario prometedor”

Don Juan Carlos y el príncipe heredero de Bahrein.

El Rey ha llevado este jueves el mensaje de la recuperación española a Bahrein, un minúsculo país de 712 kilómetros cuadrados (el equivalente a Menorca) y apenas 1,2 millones de habitantes (la mitad extranjeros) con una renta per cápita que casi dobla a la española. Como ya hizo ayer en Omán, y en términos prácticamente idénticos a los del Gobierno (que escribe sus discursos), don Juan Carlos ha asegurado que España ha dejado atrás la recesión (“turning the corner”, dijo en inglés), o atravesado el cabo de Hornos, como dijo Mariano Rajoy. El país tiene por delante “un prometedor escenario de crecimiento”, ha añadido.

Ante autoridades y empresarios bahreiníes, el Monarca ha vuelto a atribuir esa mejora a la “estricta” política de reformas del Gobierno, que ha “corregido” los desequilibrios y devuelto la “competitividad” , ha dicho, antes de animar a las grandes empresas del pequeño país árabe a instalarse en España, “uno de los mercados más prometedores del mundo” debido a su posición “estratégica”.

El Rey ha promocionado hoy a las empresas españolas, a las que ha animado a “estar más presentes en Bahrein”. Ante los bahreníes, decididos a diversificar su economía del petróleo, don Juan Carlos ha destacado de las compañías españolas su “amplia experiencia a nivel mundial en las áreas que Bahréin ha señalado como prioritarias: desde las energías renovables al tratamiento de agua, la tecnología de la información o las infraestructuras de transporte”.

El príncipe heredero de Bahréin, Salman Bin Hamed Al Jalifa, ha aprovechado su discurso para presentar su país, que reprimió con dureza las revueltas de la primavera árabe a partir de febrero de 2011, como ejemplo de “tolerancia” y “apertura”, pese a que un activista fue condenado a dos años de cárcel por un tuit que pidió la dimisión del primer ministro, el tío del Rey del Bahrein. El príncipe bahreiní, encargado del llamado Diálogo Nacional para tratar de apaciguar a la oposición que pide más democracia en el país ha elogiado la Transición española, que puso como ejemplo de evolución de la dictadura a la democracia, y a la figura de Adolfo Suárez. “Jugó un rol muy importante en su país y estoy deseando volar al aeropuerto que lleva su nombre”, declaró ante don Juan Carlos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >