Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La menor demanda en España de coches robados desvía su tráfico hacia Marruecos

La policía constata el aumento de los vehículos trasladados al país norteafricano

Algeciras, principal vía de salida de automóviles sustraídos de Europa occidental

En Algeciras (Cádiz) está la clave. Junto al austero paseo marítimo de esta ciudad de 114.000 habitantes. En una explanada de 69.000 metros cuadrados —aquí la llaman Llano Amarillo—, donde cada verano aguardan su turno de embarque los conductores de los casi 196.000 vehículos que suben a un ferry camino de África —en la fase de salida de la Operación Paso del Estrecho (OPE), del 15 de junio al 15 de agosto—. En este enclave, entre turistas e inmigrantes magrebíes que regresan a casa, tratan de camuflarse los delincuentes dedicados al tráfico de vehículos robados entre ambos continentes. Una actividad que, según explican fuentes policiales, ha aumentado en los últimos años por dos factores: la caída de la demanda de coches sustraídos en España, debido a la crisis; y por la mejora económica de Marruecos.

"África se ha convertido en un nuevo mercado para estas tramas", remarca Ángel Arroyo, inspector jefe del Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos de la Brigada Central del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). Sentado en su oficina de la comisaría de Canillas (Madrid), el agente recurre a la "ley de la oferta y la demanda" para explicar cómo ha evolucionado este tipo de delincuencia durante la etapa de estrecheces que atraviesa España. "Estas bandas comercializan los automóviles donde se venden".

Pero, para lograr ese objetivo, los coches primero deben alcanzar la orilla sur del Estrecho. Por ello, los grupos organizados han trazado un mapa con el puerto de Algeciras como pieza fundamental. De hecho, la agencia europea Frontex lo considera la principal puerta de salida del tráfico de vehículos sustraídos de toda Europa Occidental. "La mayoría de automóviles detectados esperaban para embarcar en el ferry que une esta ciudad con Marruecos", concluyen los expertos del organismo europeo en el informe del tercer trimestre de 2013.

Allí, a punto de saltar al otro lado, los efectivos del CNP del municipio andaluz interceptaron 347 coches robados el pasado año —casi uno al día—; un 40% más que en 2011, cuando recuperaron 247. Además, a la cifra de 2013, hay que añadir otros 151 vehículos que localizaron los agentes de la Guardia Civil dentro ya de la instalación portuaria. "Desde luego, en Algeciras es donde más intervenciones se realizan", sentencia el teniente Emilio Torres, de la Jefatura Oficial de Fronteras del instituto armado, que sitúa Almería en el segundo escalafón del ranking. En esta última ciudad se incautaron de 47, según la Comandancia local.

Los agentes del CNP de Algeciras recuperan 347 vehículos robados en 2013, un 40% más que dos años antes

"Estos grupos no usan la violencia e intimidación. Cuentan con la suficiente habilidad y tecnología", destaca Arroyo, antes de añadir que también existen casos en los que sirven de "soporte" a bandas dedicadas a otro tipo de delitos, como el tráfico de drogas, armas y personas. Unas tramas delictivas implantadas en la Península que suelen contar con una veintena de miembros. Cada uno de ellos se dedica a tareas distintas: como la sustracción del automóvil, la falsificación de la documentación de los coches o su traslado final a Marruecos.

Porque, en muchos casos, el robo se produjo en otra nación europea y España solo juega el papel de país de tránsito. De esa función se encarga el último eslabón de la cadena: los contrabandistas. "Con una edad media de 35 años. Principalmente son marroquíes, españoles y franceses. Trasladan utilitarios caros [BMW y Mercedes, entre otras marcas]", apostilla Frontex. "Cada vez más, existen grupos integrados por norteafricanos. Mientras que antes predominaban más los compuestos por ciudadanos de Europa del Este", relata el inspector jefe, que recuerda que el número de automóviles robados en España ha disminuido en los últimos tres lustros, pasando de los 143.000 de 1998 a los 48.000 de 2011. "Se recuperan un 30%".

Un tráfico ilícito que alcanza su punto álgido en plena OPE, cuando los delincuentes tratan de aprovechar la enorme cantidad de vehículos que quiere atravesar el Estrecho. De media, en Algeciras embarcan en esa época dos coches por minuto; 135 a la hora; y 3.262 al día. Aunque, en los momentos más intensos, llegan a subir a los ferrys hasta 1.000 a la hora. "Una vez que pasan nuestras fronteras, localizar los automóviles robados es tarea casi imposible", remacha Emilio Torres.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >