Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición tacha de "ilegal" la entrada de policías marroquíes en Melilla

La socialista Soyara Rodríguez pide que el ministro del Interior dé explicaciones

El portavoz del PP afirma que se trató de rechazo en frontera y no de devoluciones de inmigrantes

“Absolutamente ilegal”, afirmó la portavoz socialista, Soraya Rodríguez. Se trató de una “ilegalidad”, enfatizó José Luis Centella, portavoz de Izquierda Unida. La entrada, el 28 de marzo, de Fuerzas Auxiliares marroquíes en Mellila para ayudar a la Guardia Civil a repeler a los subsaharianos y llevarse de vuelta a unos cuantos a Marruecos fue duramente criticada hoy en el Congreso por varias fuerzas parlamentarias.

El PSOE ya ha registrado una iniciativa para pedir explicaciones al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, una petición a la que el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, no contestó sobre si accedería a ella. “Convendría que el PSOE tuviera un mínimo sentido de Estado y no hiciera de la inmigración un asunto de bronca partidista”, replicó Alonso.

Unas instantáneas tomadas el viernes pasado, y difundidas el lunes, por el fotógrafo Mikel Oibar muestran cómo tres agentes de las Fuerzas Auxiliares, que actúan con frecuencia como antidisturbios, caminan entre las dos vallas que separan a Melilla de Marruecos con un subsahariano al que han apresado. En otras imágenes se ve a los agentes marroquíes encaramados en una verja intermedia tratando de forzar a los subsaharianos a bajar. Ambas actuaciones se desarrollan en suelo español y a la vista de la Guardia Civil.

Ahí se comprueba, según Soraya Rodríguez, que “Marruecos ha cometido una ilegalidad”. “Como España no puede ya expulsar en caliente se lo encarga a la policía marroquí”, insiste Joan Coscubiela, de Iniciativa per Catalunya – Verds (ICV).

Estas fotografías también han alarmado a la oposición en Melilla. “Nunca podía pensar que el incumplimiento de la Ley de Extranjería y de integridad territorial vendría de unas instituciones”, escribió en Twitter Mustafa Aberchán, líder de Coalición por Melilla, el partido local musulmán. Aludía a los argumentos dados por la Delegación del Gobierno en Melilla para justificar la entrada de los uniformados marroquíes.

El líder socialista de Melilla, Gregorio Escobar, abundó en el mismo sentido. Se declaró preocupado porque el delegado del Gobierno en la ciudad, Abdelmalik el Barkani, “defienda que fuerzas de un país extranjero actúen en una infraestructura que está bajo jurisdicción española”.

En Melilla aún recuerdan que en junio pasado una patrullera de la Gendarmería de Marruecos llegó hasta la dársena del puerto comercial persiguiendo a una zodiac a motor y sus tripulantes se bajaron a tierra para departir con la Guardia Civil. A las preguntas parlamentarias el Gobierno contestó entonces que lo sucedido se enmarcaba en las actuaciones de colaboración existentes entre ambos países para la lucha conjunta con el narcotráfico.

En opinión de los portavoces parlamentarios de la izquierda como Soraya Rodríguez la pauta que se debería seguir en Melilla es la ley de extranjería que estipula que cuando entran irregularmente inmigrantes en España “tienen derecho a ser atendidos, escuchados y asistidos jurídicamente por si tienen derecho a ser beneficiarios de la ley de asilo”. “Lo que pasó es un acto ilegal por retenerlos y llevárselos: es un hecho muy grave”, recalcó la portavoz.

Hasta hace poco el delegado del Gobierno en Melilla anteponía el acuerdo hispano-marroquí de readmisión de inmigrantes, poco garantista, a la ley de extranjería para justificar las devoluciones. El lunes sostuvo, sin embargo, en un comunicado que no se produjeron esas expulsiones porque los subsaharianos no habían entrado en España al “no haber superado el dispositivo anti intrusión” de la doble valla.

Alonso, el portavoz popular, dio hoy un nuevo argumento para justificar que los uniformados marroquíes pisasen Melilla: “Lo que nosotros vemos que se ha producido en Melilla es un rechazo en frontera”.

 

Más información