Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanchís hijo dice que contrató a Bárcenas para vender sus limones

Ruz inicia el maratón de interrogatorios a los cabecillas del ‘caso Gürtel’

Ángel Sanchis Herrero, hijo del extesorero del PP Ángel Sanchis Perales, ha negado hoy al juez Ruz haber ayudado al sucesor de su padre en las finanzas del partido Luis Bárcenas a ocultar cinco millones de euros que tenía en Suiza. El empresario ha asegurado que algunas de las transferencias recibidas por Bárcenas desde las cuentas de La Moraleja, empresa de la familia Sanchis en Argentina correspondían al pago de un asesoramiento de Bárcenas para la venta a nivel mundial de los limones del latifundio. Bárcenas recibió en su cuenta de Conosur Land en el Chase Bank de Nueva York tres transferencias de 10.000, 15.000 y 20.000 dolares, como adelanto de un contrato de 100.000 dólares firmado en junio de 2011. Sanchis ha asegurado que con las gestiones de Bárcenas, las exportaciones de su finca subieron un 70%

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha iniciado este martes su particular maratón de interrogatorios del caso Gürtel. Durante esta semana, el magistrado tomará declaración a los cabecillas de la trama de corrupción instalada en el entorno del PP, entre ellos Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez El Bigotes y el contable del grupo, José Luis Izquierdo. La ronda de interrogatorios arranca hoy con dos imputados secundarios de la trama: Ángel Sanchis Herrero, hijo del extesorero popular Ángel Sanchis Perales y Julia López Valladares, funcionaria de la Comunidad de Madrid.

Al primero se le atribuye haber ayudado al extesorero del PP Luis Bárcenas, en prisión desde el 27 de junio pasado, a ocultar cinco millones de euros que tenía en Suiza. La segunda, que trabajaba a las órdenes del exconsejero de Presidencia Alberto López Viejo, está imputada por haber participado en la adjudicación irregular de contratos a las empresas de Correa para actos de propaganda política de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre.

Sanchis Herrero está citado a petición de la Fiscalía Anticorrupción como continuador de las supuestas actividades de blanqueo de los fondos de Bárcenas. El hijo del extesorero es propietario de las sociedades Brixco y La Moraleja, empresas argentinas a las que Bárcenas desvió tres millones y dos millones de euros respectivamente desde la entidad HSBC de Nueva York. Estos fondos forman parte de los hasta 48,2 millones de euros que el extesorero popular ocultó en Suiza y que sacó de las cuentas en este país cuando estalló el caso Gürtel de corrupción en marzo de 2009.

Parte de estos fondos fueron puestos de nuevo a disposición de Bárcenas en forma de pagos desde La Moraleja a una sociedad del extesorero encarcelado, Conosur Land SL en una cuenta de Bankia domiciliada junto a su domicilio en el barrio de Salamanca de Madrid. Bárcenas recibió así 143.689 euros, según la investigación.

Según un informe de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del pasado agosto los movimientos de fondos fueron “disfrazados bajo presuntos contratos de préstamo de dinero con el objeto de solapar la titularidad real de los mismos”, es decir que eran fondos de Bárcenas. En el caso de los tres millones de euros derivados a Brixco –empresa dedicada a la comercialización de los cítricos del latifundio La Moraleja, propiedad de Sanchís- Luis Bárcenas declaró que se trataba de un préstamo a su antecesor en la tesorería del PP, aunque no aportó ningún documento que acreditara dicho negocio jurídico.

Bárcenas continuó la ocultación de los fondos a través de la familia Sanchís en una sociedad uruguaya, Rumagol, “es utilizada por sus titulares [Ivan Yáñez y Ángel Sanchis] para contener fondos de Luis Bárcenas con la finalidad de mantenerlos ocultos a las autoridades”.

La policía relata cómo “Bárcenas participa activamente en la adquisición de la sociedad Rumagol en Montevideo (Uruguay)”. “Ello se deduce del viaje realizado por este junto con Iván Yáñez [asesor fiscal contratado por el extesorero] el 23 de septiembre de 2010 y que tratan de justificar como un mero viaje de turismo a la provincia de Chubut, en Argentina, en compañía de Ángel Sanchis Herrero”.

Por su parte, fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio de la funcionaria López Valladares afirman que esta ha negado haber asesorado nunca a las empresas de la trama y que su papel se limitó a avisar de la presencia de irregularidades en los contratos menores, por ejemplo la presentación de ofertas por encima del límite legal de 12.020 euros o por conceptos que no respondían a la realidad de los servicios prestados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >