Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Funcionarios ratifican las irregularidades de un juez en el caso del opositor kazajo

La Audiencia Nacional envia al CGPJ la investigación sobre el intento del juez Alfonso Guevara de entregar a Kazajistán a un opositor sin que fuera de su competencia

Funcionarios de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional han ratificado por escrito la actuación irregular del magistrado Alfonso Guevara, presidente de la Sección Tercera, que sin ser competente intentó el pasado 19 de febrero forzar la entrega a Kazajistán de Alexander Pavlov, un opositor al régimen del presidente Nusurltán Nazarbáyev. EL PAÍS desveló la actuación del juez y el Consejo General del Poder Judicial decidió de oficio ordenar al presidente interino de la Audiencia Nacional Ramón Bodas la apertura de una "exhaustiva" investigación interna porque la actuación del magistrado pudiera ser objeto "de una acción disciplinaria".

El informe sobre la actuación del juez Guevara ya ha concluido y ha sido enviado al CGPJ, según señalan fuentes judiciales. La investigación ha sido dirigida por la presidenta de la Sección Segunda, única competente para la entrega de Pavlov, Concepción Espejel, que ha solicitado informes por escrito de los hechos a los funcionarios presentes, asi como al magistrado Ángel Hurtado a quien se dirigieron éstos, en ausencia de la secretaria judicial, para paralizar el intento del juez no competente de que agentes de Interpol condujeran a Pavlov hasta un avión militar que aguardaba en un aeropuerto. Con estos informes, que corroboran lo publicado por este periódico, Espejel ha elaborado su propio informe y lo ha remitido a Antonio Fonseca, promotor de la acción disciplinaria en el CGPJ.

Según varios testigos, Guevara, se presentó en la Sección Segunda, que ha estudiado, tramitado y decidido sobre la extradición de Pavlov, de 37 años, e interesó por su entrega acordada por el Consejo de Ministros el pasado día 14. El veterano magistrado aseguró que se había puesto en contacto con él el embajador de Kazajistán en España y dijo que había un avión esperando para llevárselo. La funcionaria le contestó que se habían enterado por Interpol de la decisión del Gobierno, pero que no habían recibido la comunicación oficial y que, además, la secretaria judicial, la única que puede firmar la resolución de entrega, estaba fuera. Guevara, según estos testimonios, ofreció a su secretaria para firmar la entrega a lo que la funcionaria se negó. La actuación posterior de un juez de la Sección Segunda paralizó los intentos de Alfonso Guevara.

Varios testigos presenciaron la actuación del juez

Varios jueces que estudiaron hace meses la solicitud de extradición de Pavlov, acordada por el Pleno de la Sala de lo Penal y ratificada posteriormente por el Consejo de Ministros, recibieron llamadas de un diplomático de Kazajistán en Madrid en los teléfonos de sus despachos oficiales y fuera de sus horas de oficina ofreciéndose a "ayudar" y a "colaborar". Estas llamadas y otras actuaciones similares de representantes de esta República postsoviética se consideran "una injerencia intolerable" y un caso "inédito" y "extraño" por parte de los afectados. Después de estos intentos frustrados, el embajador de Kazajistán se entrevistó con el entonces presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes para manifestarle el interés de su Gobierno en la entrega de Pavlov. El móvil de Pavlov desapareció cuando lo entregó, junto a otros enseres personales, a funcionarios de la Policía en la Audiencia Nacional en una de sus visitas a los calabozos de este tribunal, según señalan sus letrados. Semanas después, su jefe Ablyazov, oligarca y principal opositor al régimen kazajo, también reclamado por las autoridades de ese país, fue detenido en Francia.

Si el intento del juez Guevara hubiera fructificado y Pavlov hubiera sido conducido al avión militar que esperaba en un aeropuerto de Madrid, se hubiera dinamitado la paralización de la entrega que a primera hora de esa misma tarde del pasado día 19 adoptó la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional sobre el recurso presentado por el kazajo a la negativa del Ministerio del Interior a concederle el derecho de asilo. Un auto en el que los jueces pedían que “ no se adopte medida alguna que suponga la salida del señor Pavlov del territorio español, hasta que este organismo no resuelva sobre las medidas cautelares que procedan”. Fuentes judiciales aseguran que el magistrado Guevara se interesó, también, en la Sala de lo Contencioso Administrativo por la decisión que se iba a adoptar. El juez ha declinado facilitar su versión de los hechos a este periódico. "Yo solo me expreso mediante mis providencias", dice.

España es el único país de la UE que tiene convenio de extradición con Kazajistán. El presidente Mariano Rajoy visitó la República el pasado verano, pocas semanas después, de que entrara en vigor este tratado. Lo hizo acompañado de una delegación de importantes empresas españolas con intereses en ese país, considerado uno de los más ricos por sus recursos naturales.