Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: “Presidente, ha usado la crisis para acabar con la enseñanza pública”

Rajoy al líder del PSOE: “Abandone usted el inmovilismo y déjenos mejorar las cosas”

Los socialistas piden al jefe del Ejecutivo que pregunte a las autonomías del PP por la LOMCE

“Deprisa, deprisa, que viene la oposición”. Este es el grito que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, atribuye al Gobierno en la puesta en marcha con bastante celeridad de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Sin que los profesores estén preparados, sin que haya libros, “sin que haya un euro”, ha reprochado Rubalcaba, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Toda la oposición se ha unido y ha firmado un documento por el que se compromete a derogar la LOMCE en el momento que el PP pierda la mayoría, esté o no en el Gobierno.

“Es insensata esa velocidad para aplicar la ley”, que empezará el curso que viene para primero, tercero y quinto de enseñanza primaria. La conclusión de Rubalcaba es que el PP “ha aprovechado la crisis económica para atacar la enseñanza pública y eso nada tiene que ver con la calidad”. El PSOE presentó el pasado viernes un recurso de inconstitucionalidad contra la ley.

Nada que ver tiene esta perspectiva de Rubalcaba con la de Rajoy, que no ve en la ley nada pernicioso. Los altos porcentajes de fracaso escolar por abandono, los repetidores, el bajo lugar de la escala internacional de la educación española, el desempleo juvenil, entre otros elementos, es lo que quiere cambiar Rajoy con la ley que ha salido de la mano del ministro de Educación, José Ignacio Wert. “No sea usted inmovilista, han pasado 20 años desde que usted fue ministro de Educación y las cosas han cambiado”, le espetó Rajoy, que, como Rubalcaba también fue ministro de Educación. Todo esto es verdad, pero nada “se solucionará con la LOMCE”, ha augurado el líder socialista. “Pregunte a las autonomías del PP que le parece la ley y la prisa porque entre en vigor el próximo curso”, le ha emplazado.

No hay punto de acuerdo posible, ya que para Rajoy los socialistas solo consideran válidas las leyes de educación que ellos hayan hecho y no aceptan las de otro Gobierno. De nuevo la retahíla de males que aquejan a la educación española y como réplica Rubalcaba ha confrontado esas carencias con aspectos de la ley. “Qué tiene que ver la mejora de la educación con la segregación de niños y niñas; o el regalo de terrenos para que se hagan colegios concertados”, ha contrapuesto Rubalcaba. El adelanto de la edad para dirigir a los niños hacia un itinerario distinto al del bachillerato es otra de las razones de protesta de la oposición.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >