Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE fijó posición sobre Navarra ante el temor a una rebelión del PSN

Los socialistas navarros deciden esta tarde si acatan o no la directriz de Ferraz

Los socialistas navarros Samuel Caro, Roberto Jiménez, que es el secretario general del PSN, y Samuel Caro.
Los socialistas navarros Samuel Caro, Roberto Jiménez, que es el secretario general del PSN, y Samuel Caro. EFE

La reunión extraordinaria en la que la ejecutiva federal del PSOE decidió anoche renunciar a la moción de censura en Navarra fue convocada apresuradamente ante el temor creciente a que el Partido Socialista de Navarra se incline este jueves por la decisión opuesta: presentar la moción. El máximo órgano de dirección del PSN se reúne esta tarde, y un amplio sector del partido aboga por promover una moción de censura contra el Gobierno de Yolanda Barcina (UPN). La ejecutiva federal del PSOE quiso adelantarse a esa posibilidad fijando previamente la posición contraria del partido, para no tener que desautorizar después a los socialistas navarros, según fuentes del PSOE. Y en la sede federal de Ferraz estaban seriamente preocupados por la posibilidad de un conflicto abierto.

De fondo está el hecho de que una moción de censura supondría apoyarse en los votos de Bildu para llegar al Gobierno, algo de lo que el PSOE no quiere ni oír hablar. Este viernes vence el plazo para decidir si la moción se presenta o no.

El comunicado con el que el PSOE anunció anoche su decisión contraria a la moción de censura (y contraria también a apoyar cualquier moción similar presentada por otros grupos) señalaba que se había "constatado" que una iniciativa de ese tipo no podía llevarse a cabo sin los votos de Bildu. En realidad eso se sabía desde el primer día, desde que, hace tres semanas, estalló la última crisis política en Navarra (donde UPN gobierna en franca minoría): se sabía que una moción de censura implica contar con los votos de Bildu. El PSOE ha querido, sin embargo, ser ambiguo hasta el último momento, para tratar de forzar la dimisión de la presidenta Barcina. En vano.

Ahora el problema es que un sector muy amplio del PSN -probablemente mayoritario, según admiten algunas fuentes del PSOE- sigue estando a favor de la moción, e intentará imponer esa posición en la reunión del comité ejecutivo regional de esta tarde. Si lo lograse, la federación socialista de Navarra se colocaría en situación de rebeldía frente a Ferraz. "Esperamos que eso no ocurra", se limitan a decir en la dirección federal. La posibilidad de que todo el proceso acabe con la disolución de la federación y la creación de una gestora (algo que ya vivió el PSN en 1996) no está por el momento sobre la mesa, añaden estas fuentes.

La reunión de la ejecutiva federal de ayer se organizó aparentemente de forma precipitada. No hubo convocatoria previa. Los medios fueron informados a última hora de la noche, cuando terminó el encuentro. A él asistieron el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, y algunos miembros de su equipo más cercano, como la vicesecretaria general, Elena Valenciano; el secretario de Organización, Óscar López; o el de Política Institucional, Antonio Hernando. El resto fue contactado por vía telefónica.

EH Bildu: "La decisión del PSOE es un insulto para los navarros"

La coalición EHBildu ha calificado como "un insulto a la ciudadanía navarra" la decisión del PSOE de no respaldar la presentación de una moción de censura contra la presidenta Yolanda Barcina, informa Efe.

En un comunicado leído en euskera por Xabi Lasa, de Aralar, y Bakartxo Ruiz, de Bildu, la coalición abertzale asegura que el PSOE "ha dado la espalda a la sociedad navarra y a la mayoría del Parlamento foral, primando los intereses partidistas por encima del interés general".

La parlamentaria de Bildu ha denunciado que ésta ha sido una decisión tomada en Madrid. "El Partido Socialista trata a la sociedad navarra como si no tuviera capacidad para decidir su futuro", ha declarado la portavoz de Bildu, formación cuyo voto era necesario para que prosperase la moción de censura.

Por su parte el coordinador federal de IU, Cayo Lara, se ha pronunciado a favor de que su formación presente una moción de censura al Gobierno de la presidenta navarra, pero ha puntualizado que esa decisión la tomará la federación en Navarra. Ha afirmado que no entiende que el PSOE  no vaya a presentar una moción de censura.

Para Lara no se puede aplazar una situación de deterioro, de escándalo "importantísimo" en el Gobierno de Navarra a intereses electorales, ha declarado en una entrevista en Radio Nacional.

Más información