Seis vocales exigen que se anule la norma que les recorta atribuciones

Lesmes quiere delegar en funcionarios del Consejo General del Poder Judicial atribuciones como las prórrogas de jueces, licencias pro enfermedad o sustituciones

Carlos Lesmes, en La Zarzuela, el pasado martes.
Carlos Lesmes, en La Zarzuela, el pasado martes.SUSANA VERA (REUTERS)

Seis vocales progresistas del Consejo del Poder Judicial han decidido plantarse ante la decisión de la Comisión Permanente, que preside Carlos Lesmes, de elevar al pleno de hoy la aprobación de un reglamento que entienden les arrebata competencias que legalmente corresponden al pleno. El citado reglamento permite que la Permanente, en la que Lesmes y los vocales afines al PP tienen mayoría absoluta, delegue en jefes de servicio (es decir, en funcionarios del Consejo) atribuciones que competen al pleno y, en consecuencia, a sus 21 vocales.

Las tareas que la Permanente quiere poder delegar son, por ejemplo, las prorrogas de jurisdicción de los jueces, las licencias pro enfermedad, sus sustituciones o las autorizaciones para que un magistrado que ha sido trasladado de juzgado pueda redactar sentencias que tuviera atrasadas en el juzgado antiguo.

Los seis vocales exigen a Lesmes que retire del orden del día del pleno ese reglamento. Opinan que su aprobación “puede llegar a desdibujar el carácter de órgano de gobierno del poder judicial, como lo define la Constitución, y compromete seriamente su genuina esencia colegial”. Los vocales que firman el escrito son Roser Bach, María Victoria Cinto, Clara Martínez de Careaga, Rafael Mozo, María Concepción Sáez y Pilar Sepúlveda.

Carga de trabajo

Los cinco miembros de la Permanente (entre los que se hallan los vocales progresistas Álvaro Cuesta y Mar Cabreja) esgrimen a favor de esa delegación el aumento de la carga de trabajo. Sus colegas progresistas lo ven de otra forma: entienden que son temas que “tienen una incidencia directa en la carrera judicial”. Y discrepan de que “impliquen una dedicación cuantitativa o cualitativamente compleja”. “Este es un órgano colegiado, y delegar esas materias en un jefe de servicio es sustraerlas del control de todos los vocales y dejarlas en manos del presidente, que es el superior jerárquico de los jefes de servicio”, sostienen fuentes del Consejo. Señalan estos vocales que el reglamento que pretende aprobar la mayoría conservadora del Consejo es una medida más para “vaciar de contenido destacados ámbitos de actuación de los/las vocales que son fundamentales en este órgano, ya que afectan a su esencia colegial, y que, además, supone alejarles del día a día de la carrera judicial”.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50