Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal en Asturias

El Principado de Asturias cifra los destrozos en 5,4 millones de euros. Sólo el Museo del Calamar Gigante de Luarca, único en el mundo, ha sufrido daños que alcanzan los dos millones.

  • 1
  •  Puerto de Viavélez, en el municipio de El Franco en Asturias.  Grandes olas han azotado durante los últimos días el espigón. Los marineros de la localidad asturiana intentaban, cuando el oleaje se calmaba, reflotar algunas de las embarcaciones hundidas.
    2Puerto de Viavélez, en el municipio de El Franco en Asturias. Grandes olas han azotado durante los últimos días el espigón. Los marineros de la localidad asturiana intentaban, cuando el oleaje se calmaba, reflotar algunas de las embarcaciones hundidas. Fotografía publicada en el Flickr del autor
  •  Muro de San Lorenzo, en Gijón.  El pasado 2 de febrero las olas saltaban -en la imagen- sobre el paseo del Muro de San Lorenzo, en Gijón. Cientos de vecinos curiosos se acercaban a ver el espectáculo marino a unos cuantos cientos de metros de las barandillas.
    3Muro de San Lorenzo, en Gijón. El pasado 2 de febrero las olas saltaban -en la imagen- sobre el paseo del Muro de San Lorenzo, en Gijón. Cientos de vecinos curiosos se acercaban a ver el espectáculo marino a unos cuantos cientos de metros de las barandillas. Fotografía publicada en el Flickr del autor
  •  Playa de San Lorenzo.  Un hombre fotografía las colosales olas que impactan e inundan el paseo marítimo de la playa de San Lorenzo situada en el centro de Gijón (Asturias). Muchos vecinos han inmortalizado la marejada durante los pasados días.
    4Playa de San Lorenzo. Un hombre fotografía las colosales olas que impactan e inundan el paseo marítimo de la playa de San Lorenzo situada en el centro de Gijón (Asturias). Muchos vecinos han inmortalizado la marejada durante los pasados días. REUTERS
  •  Playa de San Lorenzo.  En Gijón las olas han azotado el paseo marítimo durante toda la semana pasada. La policía acotó una zona de seguridad para evitar que los ciudadanos se acercaran demasiado para fotografiar o grabar la marejada.
    5Playa de San Lorenzo. En Gijón las olas han azotado el paseo marítimo durante toda la semana pasada. La policía acotó una zona de seguridad para evitar que los ciudadanos se acercaran demasiado para fotografiar o grabar la marejada. Fotografía publicada en el Twitter de los autores
  •  Muro de San Lorenzo.  El agua invade el paseo del Muro de San Lorenzo, en Gijón, el pasado 2 de febrero. Las autoridades delimitaron un perímetro de seguridad para evitar posibles caídas o accidentes por la fuerza de las olas.
    6Muro de San Lorenzo. El agua invade el paseo del Muro de San Lorenzo, en Gijón, el pasado 2 de febrero. Las autoridades delimitaron un perímetro de seguridad para evitar posibles caídas o accidentes por la fuerza de las olas. Fotografía publicada en el Flickr del autor
  •  Una ola "casi" gigante en Cudillero.  Las olas chocan contra el paseo marítimo de Cudillero, municipio asturiano. El pasado sábado una claraboya de la Universidad de Oviedo registró en esta playa una ola de 20,86 metros, tan solo a 14 centímetros de la categoría de "gigante".
    7Una ola "casi" gigante en Cudillero. Las olas chocan contra el paseo marítimo de Cudillero, municipio asturiano. El pasado sábado una claraboya de la Universidad de Oviedo registró en esta playa una ola de 20,86 metros, tan solo a 14 centímetros de la categoría de "gigante". REUTERS
  •  Playa de Cudillero, en Asturias.  Un hombre observa como el agua se estrella contra el rompeolas de la playa de Cudillero (Asturias) que quedó parcialmente destrozado el pasado fin de semana después de una intensa noche de tormenta.
    8Playa de Cudillero, en Asturias. Un hombre observa como el agua se estrella contra el rompeolas de la playa de Cudillero (Asturias) que quedó parcialmente destrozado el pasado fin de semana después de una intensa noche de tormenta. REUTERS
  •  Puerto marítimo de Luanco (Asturias).  Varios pescadores tratan de remolcar el barco hundido tras la tormenta en el puerto marítimo de Luanco. Olas de hasta nueve metros provocaron graves destrozos en la localidad.
    9Puerto marítimo de Luanco (Asturias). Varios pescadores tratan de remolcar el barco hundido tras la tormenta en el puerto marítimo de Luanco. Olas de hasta nueve metros provocaron graves destrozos en la localidad. REUTERS
  •  El interior de los edificios de la costa.  Varias personas fotografían el interior de un bar que quedó totalmente despedazado tras el tormentoso oleaje en el municipio asturiano de Luanco.
    10El interior de los edificios de la costa. Varias personas fotografían el interior de un bar que quedó totalmente despedazado tras el tormentoso oleaje en el municipio asturiano de Luanco. REUTERS
  •  Faro de San Esteban de Pravia.  Un ciudadano fotografió el faro de San Esteban desde la playa de los Quebrantos en Soto del Barco, Asturias.
    11Faro de San Esteban de Pravia. Un ciudadano fotografió el faro de San Esteban desde la playa de los Quebrantos en Soto del Barco, Asturias. Fotografía publicada en el Flickr del autor
  •  El Museo del Calamar Gigante.  El aspecto que presenta el Museo del Calamar Gigante de Luarca (Asturias) tras los destrozos que ha sufrido por el fuerte oleaje. El litoral del Principado ha tenido que cargar con este y otros estropicios en sus costas.
    12El Museo del Calamar Gigante. El aspecto que presenta el Museo del Calamar Gigante de Luarca (Asturias) tras los destrozos que ha sufrido por el fuerte oleaje. El litoral del Principado ha tenido que cargar con este y otros estropicios en sus costas. EFE
  •  Museo del Calamar Gigante.  El gerente de la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas, Luis Laria (derecha), y el biólogo, Víctor Vázquez (izquierda), en el Museo del Calamar Gigante de Luarca destrozado tras el fuerte oleaje.
    13Museo del Calamar Gigante. El gerente de la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas, Luis Laria (derecha), y el biólogo, Víctor Vázquez (izquierda), en el Museo del Calamar Gigante de Luarca destrozado tras el fuerte oleaje. EFE
  •  Museo del Calamar Gigante.  El gerente de la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas, Luis Laria, en el Museo del Calamar Gigante de Luarca.
    14Museo del Calamar Gigante. El gerente de la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas, Luis Laria, en el Museo del Calamar Gigante de Luarca. EFE
  •  Museo del Calamar Gigante.  Aspecto del destrozado Museo del Calamar Gigante que albergaba nueve grandes ejemplares. El museo representa una de las colecciones de cefalópodos gigantes más relevantes del mundo.
    15Museo del Calamar Gigante. Aspecto del destrozado Museo del Calamar Gigante que albergaba nueve grandes ejemplares. El museo representa una de las colecciones de cefalópodos gigantes más relevantes del mundo. EFE
  •  El cementerio de Bobes (Asturias).  El camposanto fue parcialmente destrozado tras el fuerte oleaje. Uno de sus muros se derrumbó y destruyó los 120 nichos que albergaba.
    16El cementerio de Bobes (Asturias). El camposanto fue parcialmente destrozado tras el fuerte oleaje. Uno de sus muros se derrumbó y destruyó los 120 nichos que albergaba. REUTERS