Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruz da dos días al PP riojano para entregar documentos sobre su sede

La adquisición del local se realizó supuestamente con 200.000 euros de dinero opaco blanqueado por Luis Bárcenas

El secretario general riojano dice que la cantidad fue una "ayuda a fondo perdido" de Génova 13

El secretario general del PP de La Rioja, Carlos Cuevas, y la gerente de la formación en esa comunidad, Ana Elvira Martínez, han hecho una nueva demostracion de "amnesia testifical", según fuentes jurídicas, en su declaración como testigos ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en relación con la entrega de 200.000 euros para la compra de un local en 2008 para ampliar la sede regional. Los informes aportados a la investigación indican que el local fue adquirido con dinero de origen opaco que fue blanqueado por el extesorero del PP nacional Luis Bárcenas.

El número dos del PP riojano y exsenador ha negado conocer los detalles de la adquisición del inmueble, y aseguran que los 200.000 euros fueron "una ayuda a fondo perdido" de la sede nacional del partido. Ambos han asegurado no conocer a Bárcenas más que de una reunión, ni saber quién pidió la cantidad para sufragar la compra de la sede.

El magistrado ha apercibido en más de una ocasión a Cuevas de su obligación de responder a las preguntas que se le formulaban. Al acabar el interrogatorio, Ruz ha hecho subir al secretario general a su despacho para hacerle un requeremiento oficial de entrega en el plazo de dos días de documentación sobre la compra del local y la reforma de la sede.

El magistrado reclama específicamente las escrituras de la compraventa de las sedes y sus documentos anexos; los documentos privados de la operación mercantil y de los pagos asociados a ella; las escrituras de las préstamos hipotecarios sobre las compraventas. También exige los poderes notariales para intervenir en las operaciones de adquisición de los locales; las actas del partido respecto a la operación; el presupuesto del PP de La Rioja en 2008. Finalmente, Ruz reclama toda la documentación técnica sobre la construcción y los apuntes contables referidos a la obra.

En su contabilidad paralela, Bárcenas anotó el 26 de mayo de 2008 la siguiente frase: “Entrega La Rioja”. Y al lado, la cifra de 200.000 euros. En su declaración, el extesorero confesó que el dinero procedía de empresarios de esa comunidad y que fue utilizado para adquirir un local para ampliar la sede regional conservadora en Logroño, en la calle Duquesa de la Victoria. Según su relato del 15 de julio, el dinero, en metálico, fue entregado por el PP riojano en la sede nacional de Génova 13. Bárcenas ingresó el dinero en la cuenta oficial de donativos de la formación, fraccionando los depósitos para cumplir con la Ley de Financiación de Partidos, que impide que un solo donante entregue más de 100.000 euros.

Una vez blanqueada esa suma, el PP nacional realizó, el 23 de junio de 2008, una transferencia desde su cuenta de donativos a su sede riojana por valor de 200.000 euros. Con esa cantidad se sufragaron parte del coste de la adquisición del local y las obras de reforma para convertirlo en la sede regional del partido. La licencia de obras para las oficinas del PP se solicitó el 3 de junio y el dinero llegó de Génova 13 veinte días después. El presupuesto, de julio de 2008, ascendía a 214.000 euros.

Hasta aquí lo que se deriva de los papeles de Bárcenas y de la declaración del extesorero. El informe de la IGAE, órgano de control interno de la actividad económico-financiera del sector público, certifica que en junio de 2008 se produjo una transferencia de 200.000 euros desde la sede nacional del PP a la sede riojana, pero que previamente no existe ninguna aportación en dinero blanco por esa cantidad desde la sede de Logroño a Génova 13. Este hecho, unido a que el 6 de octubre de 2008 el PP riojano apunta en su contabilidad la compra del local por importe de 300.000 euros, lleva a los investigadores a dar crédito a la versión de Bárcenas de que la sede se adquirió con dinero b.

El magistrado interroga también como testigos a tres empresarios cuyos nombres aparecen en los apuntes contables de Bárcenas ese año como supuestos donantes del PP. Se trata de Pilar Pulido, directiva de varias consultoras de ingeniería y obras públicas y vinculada una supuesta entrega al PP de 36.000 euros el 20 de febrero de 2008; Luis Gálvez, de la empresa Ploder-Uiecesa y relacionado con una supuesta entrega el 22 de febrero de 2008 por 50.000 euros; y otra persona identificada como Adolfo Sánchez, directivo de Aerco, una patronal de la obra pública, vinculado a una presunta entrega el 30 de junio de 2008 por 10.000 euros.

Pulido, apoderada de cuatro empresas de ingeniería, ha asegurado que trabaja como auxiliar administrativa. Según fuentes jurídicas, su declaración ha sido muy relajada y "creíble". La práctica totalidad de los contratos de las compañías para las que trabaja se lograron con administraciones del PSOE.

Adolfo Sánchez, presidente de patronal constructora, ha asegurado que "no ha pagado nada", que conoce a los empresarios catalanes, y que nunca ha tenido contratos con la administración central del Estado, solo con Generalitat y Ayuntamientos catalanes.

Por su parte, Luis Gálvez presidente de una patronal de pequeños constructores, ha afirmado también que no ha hecho ninguna donación, no conoce ni a Luis Bárcenas ni a Álvaro Lapuerta, ni ha ido a Génova.