Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La marcha de apoyo a Gamonal se salda en Madrid con 14 detenidos

Se han producido incidentes en las proximidades de la sede del PP

La policía ha cargado y se han lanzado petardos

La policía detiene a un bombero durante la protesta.

Alguna que otra gota de lluvia caía durante la tarde de este miércoles sobre las más de 500 personas que se han manifestado en la Puerta del Sol de Madrid para apoyar al barrio de Gamonal en Burgos, donde desde el pasado viernes los vecinos han protestado incansablemente en contra del bulevar que el Ayuntamiento quiere construir en la calle de Vitoria. El martes por la tarde el alcalde, Javier Lacalle, anunciaba que paraliza la obra para establecer un diálogo con los vecinos. Eso no frenó a la Coordinadora 25S para difundir por todas las redes sociales una convocatoria en apoyo al barrio burgalés y a los arrestados por las protestas de los pasados días, que se ha repetido en 48 ciudades españolas.

Algunos de quienes protestaban en Madrid se trasladaron hasta las proximidades de la sede del PP, en la calle de Génova, donde se produjeron choques entre la policía (que cargó contra los concentrados) y los manifestantes (que arrojaron petardos, quemaron un contenedor y desparramaron por la calle el contenido de varios). Hay 14 detenidos, informa Europa Press, entre ellos tres menores y un bombero. El Samur ha atendido a cinco policías y seis manifestantes de heridas leves. Los bomberos, por su lado, han tenido que sofocar los incendios de varios contenedores, según fuentes de Emergencias Madrid.

"¡Todos somos Gamonal!" y "¡Libertad, presos por luchar!" han sido los lemas más coreados por los asistentes. Banderas republicanas, burgalesas, de Castilla y León y pancartas han copado la mitad de la Puerta del Sol desde las ocho de la tarde. Para muchos, Gamonal se ha convertido en un símbolo de lucha. De resistencia. Y de victoria, al menos hasta ahora. “Lo que pasa en Burgos es una vergüenza especulativa”, afirmaba mientras se apartaba el megáfono de la cara Ángel Sarti, de 71 años, “rebelde desde que nació”, y que iniciaba muchos de los coros que por momentos, eran tapados ligeramente por el ruido sordo del helicóptero que sobrevolaba el centro de Madrid. Otro de los motivos de la manifestación: la represión ciudadana a las protestas sociales que para muchos de los allí congregados “superan con mucho a un Estado de derecho”.

Junto a otros compañeros, el veinteañero Diego Parejo, representante de la Universidad Autónoma de Madrid para el Sindicato de Estudiantes, repartía octavillas para manifestar su apoyo a los vecinos burgaleses: “Es indignante la criminalización de la protesta social que el PP está haciendo, condenamos la brutal represión del Partido Popular lanzada contra los trabajadores y jóvenes del barrio que han salido a la calle a defender sus derechos”.

No han sido los únicos jóvenes que han asistido como colectivo, los Colectivos de Jóvenes Comunistas de España izaban decenas de banderas rojas mientras gritaban "¡Fuera de Burgos, antidisturbios!". También la Unión de Juventudes Comunistas de España ha estado presente bajo una gran pancarta que presidía la movilización donde se leía "Madrid a fuego con Gamonal, la chispa que enciende la revolución’. Cristina González, de 25 años, y miembro del área interna de los jóvenes comunistas, explicaba que la lucha de los vecinos de Gamonal es la muestra de que la organización social por una lucha concreta da resultados.

Otras organizaciones como la Alternativa Republicana de Madrid, también se han desplazado hasta la Puerta del Sol para “recriminar al Gobierno la represión a la ciudadanía y mostrar todo el apoyo posible al pueblo de Gamonal en una situación de crisis como la que estamos viviendo”, explicaba uno de sus representantes mientras sujetaba una pancarta y alzaba la voz entre las consignas. Lo mismo que hacia Rosa Martí, de 56 años, que asegura “estar harta de todo lo que está pasando”. Para la madrileña es una barbaridad la falta de consenso con la ciudadanía que ha mostrado el primer edil de Burgos y “la organización de unas obras de esa envergadura en el momento que estamos viviendo”.

En corros, se comentaba que lo que ha ocurrido en Gamonal podría ocurrir en muchas ciudades de España, esa es la opinión de dos treintañeros miembros de la CNT. “Si no hubiera sido Gamonal hubiera sido Cuenca o Alcorcón. La situación está a punto de reventar por el paro, la pobreza… Todo es parte de lo mismo, el trabajo precario y una crisis voraz”, decía N.F.C. Su compañero, un toledano que se acercó hasta Madrid solo para asistir a la convocatoria, aseguraba que Gamonal es un ejemplo y que “la chispa, por algún lado tenía que saltar”.

Más información