Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liaño entrega al juez nuevas notas manuscritas de Bárcenas contra Cospedal

El extesorero trata de probar que Luis del Rivero (Sacyr) financió con 200.000 euros la campaña de la secretaria general a las elecciones de Castilla-La Mancha en 2007

Javier Gómez de Liaño y su esposa María Dolores Márquez de Prado salen de Soto del Real.

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha redoblado la ofensiva contra su antigua empresa. El abogado del antiguo ejecutivo, Javier Gómez de Liaño, registró este lunes en la Audiencia Nacional una serie de anotaciones manuscritas con las que su cliente trata de probar que el expresidente de Sacyr Luis del Rivero entregó 200.000 euros en 2007 para financiar la campaña de la actual secretaria general popular, Dolores de Cospedal, a las elecciones de Castilla-La Mancha.

Bárcenas supuestamente transcribió en 2011 diversas anotaciones recogidas en sus agendas de los años 2006 y 2007. Una de las notas, publicada por El Mundo, recoge una reunión mantenida en 2006 entre Del Rivero y Josep Piqué, entonces líder del PP catalán. El propio Piqué ha reconocido que participó en este encuentro, en el restaurante Balzac de Madrid, a instancias de Bárcenas, dado que ambos eran senadores en aquel tiempo.

El actual consejero delegado de OHL ha contado a este periódico que el encuentro fue “franco” y “cordial” y que versó casi exclusivamente sobre política catalana, ámbito en el que Del Rivero estaba muy interesado. Piqué asegura que “en ningún momento” se trataron temas de financiación del Partido Popular. La mediación de Bárcenas para poner a Del Rivero en contacto con Piqué contrasta con lo que el constructor contó en su declaración ante el juez en el sentido de que apenas conocía a Bárcenas. “Solo recuerdo una comida con él, con Francisco Villar, ya fallecido, y con Emilio Butragueño, en la que hablamos fundamentalmente de fútbol”, dijo.

En el año 2009, cuando estalló el caso Gürtel de corrupción, Bárcenas pidió a su secretaria, Estrella Moreno, que guardara sus agendas ante el temor de un registro policial. En 2011, cuando ya había abandonado la tesorería y había dejado su cargo de senador, Bárcenas solicitó a su asistente personal que le devolviera los dietarios. El extesorero supuestamente transcribió parte de las agendas antes de devolvérselas de nuevo a Moreno. La secretaria, que todavía trabaja para Génova 13, destruyó toda la documentación a finales de 2012 después de que Bárcenas dejara de ser su jefe, según informó en su declaración como testigo ante el juez Ruz.

Tras el ingreso de Bárcenas en prisión, el pasado 27 de junio, la esposa del extesorero, Rosalía Iglesias, pidió a la que fue secretaria de su marido que le devolviera los dietarios. Sin embargo, estos documentos ya habían sido destruidos.

Gómez de Liaño presentó a media tarde de este lunes la nueva documentación en el registro de la Audiencia Nacional, en la calle Goya de Madrid. Según ha explicado a Efe el letrado, Javier Gómez de Liaño, se trata de notas escritas por el propio Bárcenas en agendas.

El pasado 15 de julio, Bárcenas reconoció ante el juez ser el autor de la contabilidad manuscrita publicada el pasado 31 de enero por EL PAÍS. En estos documentos se recogen ingresos de 8,3 millones de euros procedentes de empresarios con intereses en el sector de la obra pública entre 1990 y 2008 y la utilización de estos fondos para diversos pagos del partido, entre ellos el abono de sobresueldos en dinero b a los miembros de la cúpula conservadora.

En su última declaración ante el juez Ruz, el pasado 15 de julio, Bárcenas aseguró que en 2007 Cospedal le pidió que le montara una reunión con Del Rivero. El extesorero afirmó que él hizo esa gestión y que al encuentro acudieron el actual presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, el entonces consejero delegado de Sacyr, Manuel Manrique, y él mismo. Según la versión de Bárcenas, el encuentro se mantuvo en la sede social de Sacyr, en el Paseo de la Castellana de Madrid, y en él, los representantes populares solicitaron una ayuda de unos 700.000 euros para la campaña de Cospedal. Aunque, siempre según su versión, Bárcenas advirtió a los interlocutores que él no quería saber nada de esa supuesta mordida, fue él quien recogió el dinero personalmente de manos de Manrique. Posteriormente, el extesorero dejó el dinero —los 200.000 euros— en un sobre en Génova 13 para que lo recogiera el gerente del PP castellano-manchego, José Ángel Cañas. Supuestamente, a cambio de esta mordida, la sociedad Sufi, filial de Sacyr, se hizo con la contrata de recogida de basuras en Toledo capital.

El pasado 18 de octubre, con motivo del juicio por la demanda civil que Cospedal interpuso contra Bárcenas tras la publicación en este periódico de sus cuentas manuscritas, la número dos del PP manifestó que para reunirse con Del Rivero no necesitaba la intermediación del extesorero. En esa declaración judicial, al igual que ante el juez Ruz y en diferentes comparecencias políticas, Cospedal ha negado tajantemente haber recibido dinero alguno por parte de Sacyr.

El próximo miércoles, el juez Ruz tomará declaración como imputados por este supuesto soborno al gerente del PP castellano-manchego, José Ángel Cañas; al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, y al antiguo consejero delegado y actual presidente de la constructora, Manuel Manrique. Además, Cañas será sometido a una prueba pericial caligráfica para determinar si la letra que aparece un supuesto recibí de los 200.000 euros es la suya.

Más información