Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encuentran muerto al presunto asesino de un hombre tiroteado en Cuenca

El hombre, que se ahorcó, había dejado una nota pidiendo perdón a la familia de la víctima

Es un español de 60 años, vecino de Cuenca, casado y con hijos

La víctima, de 30 años, murió tras recibir un disparo en la cabeza

El presunto autor del disparo que acabó ayer con la vida de un hombre de 30 años en el centro de Cuenca ha aparecido ahorcado en el extrarradio de la ciudad, con una nota en la que pedía perdón a la familia de la víctima.

Lo ha confirmado el subdelegado del Gobierno en Cuenca, Ángel Mariscal, quien ha detallado que el presunto autor del disparo, un español de 60 años, vecino de cuenca, casado y con hijos, ha sido encontrado en un paraje arbolado situado entre el antiguo vertedero de residuos sólidos urbanos y un campo de golf.

Ha sido localizado por un helicóptero de la Policía Nacional, que esta mañana se ha incorporado a la búsqueda del autor del disparo de escopeta, que acabó ayer por la tarde con la vida de un joven de 30 años en el centro de Cuenca.

El joven agredido, cuyas iniciales son R.M.C, iba caminando por una calle del centro de la ciudad, cuando recibió un disparo en la cabeza efectuado por un hombre desde un vehículo que circulaba por la calle que circunda el Parque de San Julián.

Tras el suceso, la Policía Nacional y la Guardia Civil montaron una operación de búsqueda que ha concluido esta mañana con la localización del presunto agresor, que aparecido ahorcado junto al vehículo que estaba siendo buscado, un todoterreno de color blanco.

Junto al cadáver, se ha encontrado una nota manuscrita en la que el hombre pedía perdón a la familia de la víctima, según ha informado Mariscal.

Asimismo, los agentes han encontrado la escopeta de caza con la que supuestamente había cometido el crimen.

Mariscal ha señalado que se trata de un español de 60 años, vecino de Cuenca, casado y con hijos.

El hombre tenía licencia de armas, no solo para la escopeta que supuestamente utilizó para disparar ayer al otro hombre, sino para otra escopeta y para un rifle, ha añadido el subdelegado del Gobierno en Cuenca.

Fuentes cercanas a la investigación han apuntado que el móvil  por el que disparó al joven fallecido pudo ser pasional, aunque este extremo no ha sido confirmado ni por Mariscal ni por la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >