Fallece la mujer agredida en Bilbao por el falso maestro shaolín

Ada Ortuya permanecía en coma, desde que el domingo fue liberada del agresor por la Ertzaintza El fiscal pedirá prisión provisional para el detenido y calcula para él más de 30 años

El pleno del Ayuntamiento de Bilbao se ha concentrado para denunciar la "brutal agresión" de Ortuya y ha reclamado "firmeza" en todos los casos de violencia contra las mujeres.Foto: atlas

Mauren Ada Ortuya, la mujer torturada brutalmente por Juan Carlos Aguilar Gómez, el conocido como maestro shaolín, ha fallecido poco después del mediodía, según ha informado el hospital de Basurto, donde estaba ingresada desde el pasado domingo. Ese día fue liberada por la Ertzaintza, tras echar abajo la puerta del gimnasio, después de que Juan Carlos Aguilar, el dueño del establecimiento, le propinara una brutal paliza.

La mujer, nigeriana de 29 años, había permanecido desde entonces en coma, ingresada en el servicio de reanimación. A última hora de la tarde del martes sufrió un empeoramiento. Una nota difundida por el hospital explicaba que su estado se había deteriorado “con respecto a la situación inicial”. En el momento del ingreso, la mujer se encontraba muy grave, después de haber sido reanimada de urgencia por los servicios médicos que se desplazaron al gimnasio donde fue encontrada atada de pies y manos, y por el cuello, y con signos de haber sido apaleada en todo el cuerpo.

La brutal agresión llevó a la policía vasca a descubrir restos humanos en el establecimiento, que, como confesó después el supuesto agresor, reveló que con anterioridad había matado a una mujer de nacionalidad colombiana.

Ada Ortuya llegó a la capital vizcaína hace escasamente un año tras vivir en diferentes puntos de la geografía española. Ejercía la prostitución en la calle de las Cortes, una de las zonas más deprimidas de la capital bilbaína. Marian Arias, portavoz de la asociación de apoyo a las prostitutas Askabide, ha declarado que las compañeras nigerianas de Ada se encuentran "consternadas y hechas polvo" con la noticia de su fallecimiento.

La noticia de la muerte de Ada se ha extendido rápidamente entre la comunidad nigeriana. “Sin palabras”, dice Leonardo, amigo de la fallecida, que se ha quedado tras el fallecimiento. Otro amigo de la víctima, Edush, ha reiterado la petición de justicia que han exigido en los miembros de la comunidad nigeriana. "Que no salga de la cárcel dentro de dos meses como un pájaro libre", reclaman.

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha declarado esta mañana en la concentración de repulsa convocada por el Ayuntamiento de Bilbao, antes de saber que la joven nigeriana había fallecido, que Aguilar puede ser condenado claramente a penas que superan los treinta años de prisión. La fiscalía pedirá la prisión provisional para el acusado, que ya está prestando declaración ante el juez. En la misma concentración, el alcalde en funciones de Bilbao, Ibon Areso, ha confirmado que no existen denuncias por desaparición de la mujer colombiana cuyos restos aparecieron en el gimnasio de Aguilar.

Más información
Una mujer muy religiosa
Ni maestro de Shaolín, ni campeón de España, ni monje, ni guerrero excepcional
Las compañeras de Ada: “Nos podría haber pasado a cualquiera de nosotras”
Los restos hallados son de una sola mujer
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS