Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bermúdez entrega a Ruz su investigación sobre Bárcenas

El juez del ‘caso Gürtel’ ordena analizar los documentos del testaferro Yáñez

Javier Gómez Bermúdez  juez de la Audiencia Nacional.
Javier Gómez Bermúdez juez de la Audiencia Nacional.

Un escueto oficio —el grado más básico de las comunicaciones escritas de la Administración— sirvió este lunes como epílogo a la pugna entre los jueces de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez y Pablo Ruz por la investigación de los papeles de Bárcenas, la contabilidad secreta del extesorero del PP. A mediodía, Gómez Bermúdez, que el pasado miércoles perdió la competencia sobre el caso en favor de Ruz, enviaba a su colega del Juzgado Central de Instrucción número 5 el escrito por el que le traspasaba el conjunto de lo investigado por él desde el pasado 11 de marzo.

Bermúdez asumió las pesquisas sobre la contabilidad secreta de Luis Bárcenas, publicada por EL PAÍS el pasado 31 de enero, a raíz de una querella de Izquierda Unida, que recayó en su juzgado, el Central de Instrucción número 3. En la querella se denunciaba la entrega de 7,5 millones de euros al PP entre 1990 y 2008 por parte de una decena de empresarios del sector de la obra pública. Según la contabilidad manuscrita del extesorero del PP, este dinero sirvió para pagar sobresueldos a distintos miembros de la cúpula de la formación conservadora, entre ellos a Mariano Rajoy, y para hacer frente a gastos de diversa naturaleza del partido.

Durante el tiempo que duró la disputa jurídica con Ruz, Bermúdez solicitó al PP la relación de donaciones recibidas entre 2002 y 2009 por los empresarios que figuran en la contabilidad de Bárcenas, así como reclamó al Tribunal de Cuentas la “copia auténtica” de las declaraciones presentadas por el partido. También pidió al Ministerio de Hacienda que certificara todos los contratos de las sociedades de los empresarios supuestamente pagadores con las distintas Administraciones para establecer si hubo una relación entre las donaciones con la adjudicación de obras y servicios.

Estas fueron las pesquisas más llamativas ordenadas por el juez Bermúdez, que también tuvo tiempo de indagar en el patrimonio de Luis Bárcenas antes de que la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional decidiera, por dos votos contra uno, otorgar la investigación a su vecino de juzgado Pablo Ruz. Este magistrado abrió las diligencias como una pieza separada del caso Gürtel, la gran trama de corrupción en los aledaños del PP, y ha actuado siempre del brazo de la Fiscalía Anticorrupción, que le consideraba el juez competente para investigar los papeles de Bárcenas. Para reforzar la conexión entre Gürtel y el caso Bárcenas —condición imprescindible para que Ruz tuviera la competencia—, Anticorrupción ha llegado a vincular la contabilidad oficial del PP con pagos de la trama corrupta liderada por Francisco Correa.

Ruz ha solicitado a la Agencia Tributaria y a la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Policía que analicen la documentación entregada al juez por Iván Yáñez, amigo y testaferro de Bárcenas en sus cuentas en Suiza. En 2009, tras el estallido del caso Gürtel, una sociedad de Bárcenas firmó un contrato con otra sociedad de Yáñez para que gestionara sus valores bursátiles en la Confederación Helvética, por lo que el testaferro cobró 1,3 millones.

IU analiza pedir la nulidad de la vista que cerró la disputa

FERNANDO J. PÉREZ

El conflicto de competencia entre los jueces Javier Gómez Bermúdez y Pablo Ruz por quién investiga el caso de los papeles de Bárcenas tiene una posibilidad, todavía remota, de reabrirse. Los servicios jurídicos de Izquierda Unida están analizando la posibilidad de pedir al Tribunal Supremo la anulación de la vista en la que el pasado miércoles la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional adjudicó el caso a Ruz en detrimento de Bermúdez, el magistrado en quien recayó la querella de la formación de izquierdas sobre la contabilidad secreta.

Durante la vista, celebrada el pasado miércoles en la Audiencia Nacional, el abogado que representa a IU, Enrique Santiago, planteó dos cuestiones previas. La primera, presentada por escrito, protestaba por la supuesta vulneración de derechos al no haber resuelto Pablo Ruz la personación de las acusaciones en la pieza separada que abrió por el caso Bárcenas. La segunda tenía que ver con una supuesta vulneración del turno de reparto de asuntos en la Audiencia al hacer recaer la vista sobre la competencia en la Sección Tercera de lo Penal, presidida por el magistrado Alfonso Guevara, y no en la Sección Primera.

La Sala de lo Penal de la Audiencia aclaró ayer que las normas de reparto vigentes desde 2004 impiden en cualquier caso que la Sección Primera de lo Penal resuelva cuestiones de competencia, ya que esta solo se encarga de recursos de vigilancia penitenciaria y no decide sobre “recursos interlocutorios” —sobre incidentes o cuestiones previas.

Más información