Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y PSOE buscan crear un nuevo clima con cruces de ofertas de pactos

Populares y socialistas provocan recelos en el resto de partidos

Benegas, Sáenz de Santamaría, Alonso, Gómez y Rodríguez, en el Congreso.
Benegas, Sáenz de Santamaría, Alonso, Gómez y Rodríguez, en el Congreso.

El Gobierno y el principal partido de la oposición han querido reiniciar el periodo parlamentario de sesiones con la impresión de búsqueda de pactos. Por el momento es solo apariencia y cruce de ofertas, con la excepción del acuerdo cerrado ayer sobre la salida a los afectados por la comercialización de las acciones preferentes.

No cesan los intercambios públicos de peticiones de responsabilidades por los respectivos escándalos de corrupción. Pero tampoco cesan las declaraciones proclives a alcanzar acuerdos sobre lucha contra la corrupción y medidas para mitigar el desempleo, es decir, las dos principales preocupaciones de los ciudadanos, según las encuestas. Los sondeos de Metroscopia para EL PAÍS, por ejemplo, hablan de porcentajes abrumadores que rechazan que los partidos solo miren sus intereses y no busquen acuerdos sobre esos grandes asuntos, y ahora PP y PSOE intentan con sus estrategias dar esa imagen, sin abandonar las discrepancias.

Hoy se reanudan, más de un mes después, las sesiones de control. Rubalcaba preguntará a Rajoy de forma genérica cómo piensa afrontar la grave situación que atraviesa España. La portavoz de UPyD, Rosa Díez, preguntará a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, si piensa el Gobierno proponer alguna reforma legislativa para prevenir, perseguir y condenar la corrupción política. La portavoz socialista, Soraya Rodríguez, le preguntará por la amnistía fiscal y Pedro Saura hará lo propio al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

De esa forma prevén llegar hasta el debate sobre el estado de la Nación del 20 y 21 de febrero. Al Gobierno, una vez concluidas las reformas con duros recortes y cuando un año después se acaba el pretexto de la herencia recibida, le viene bien la apariencia de diálogo. También cierta complicidad para afrontar un año en el que no es previsible una disminución de las cifras de paro. Por su parte, Alfredo Pérez Rubalcaba tiene un año por delante para rearmar ideológicamente a su partido y también recuperar la iniciativa como ha hecho ahora.

Las dos ofertas principales de pactos que se han cruzado son la de lucha contra paro y la de la corrupción y, en ambos casos la iniciativa partió de Alfredo Pérez Rubalcaba. Aún no se ha pasado de los intercambios previos, pero el Gobierno se ha mostrado dispuesto. El vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, aseguró ayer en RTVE que en las propuestas del secretario general del PSOE hay “elementos” que “encajan perfectamente” en la Estrategia para el Emprendimento anunciada por Empleo.

Esa apariencia de nuevo clima ha provocado ya el recelo de otros partidos como UPyD, Izquierda Unida y CiU. Los nacionalistas catalanes e IU criticaron ayer haber sido excluidos de la negociación sobre las preferentes. Esas conversaciones las han llevado de forma discreta en las últimas semanas el ministro de Economía, Luis de Guindos; el portavoz de Economía del PP, Vicente Martínez Pujalte, y el del PSOE, Valeriano Gómez. Ese acuerdo anunciado de forma inesperada muestra que hay puentes de relación entre el Gobierno y el principal partido de la oposición, aunque sean tenues.

De hecho, ese acuerdo es el único de la legislatura sobre normas concretas. Las únicas salvedades han sido la reforma de la financiación de partidos y la renovación de órganos institucionales, que ni siquiera fue completo porque excluyó a RTVE. No fue posible el acuerdo con la última reforma del sistema financiero, ni la ley de estabilidad que desarrollaba la reforma constitucional de agosto de 2011, ni el decreto para frenar los desahucios.

Respecto al pacto contra la corrupción, el líder de IU, Cayo Lara, ya ha mostrado su rechazo a formar parte de un acuerdo que, según él, sirve para tapar escándalos y solo acepta negociaciones en el Congreso sobre leyes concretas. Esa posición dificulta en parte la consecución del pacto global puesto que los socialistas lo han condicionado a que estén presentes todos los partidos.

El portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, anunció ayer que Josep Antoni Duran Lleida remitirá en breve al Gobierno sus propuestas contra la corrupción.

Pactos de la legislatura

F. G.

Contra el paro. Rubalcaba remitió el domingo al Gobierno 21 propuestas contra el paro. En principio, las declaraciones de ambas partes son de predisposición, pero no se conoce contacto alguno. Empleo anunció la “tarifa plana” para jóvenes emprendedores que, según el Ejecutivo, coincide con propuestas de los socialistas.

Contra la corrupción. La primera idea fue también del PSOE y la formuló antes de conocerse la cuenta suiza de Bárcenas. La vicepresidenta contactó con los grupos para anunciarles que cuando el lunes reciba el informe del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales sobre regeneración se lo remitirá.

Ley de Transparencia. Esta ley se tramita con la comparecencia de expertos en Comisión. El PSOE rechaza el proyecto, pero negocian mejoras.

Pacto Local. Durante meses han negociado, pero el acuerdo ha sido imposible y la Ley de Bases la aprobará el Gobierno en solitario si supera las objeciones de los alcaldes del PP. Los socialistas solo aceptan limitar sueldos, pero no la distribución de competencias, ni la reducción de concejales que quedará muy lejos del compromiso inicial de Rajoy.

Preferentes. No fue posible pactar la última reforma financiera, pero ayer se cerró uno sobre afectados por las preferentes.

Pactos frustrados. No fue posible en el último momento el acuerdo sobre estabilidad presupuestaria y tras largas jornadas de negociación fracasó el intento de un pacto para frenar los desahucios. El Gobierno aprobó en solitario un decreto y hoy se rechaza en el Pleno la enmienda de totalidad del PSOE, aunque se negocian enmiendas parciales.

Reforma de las pensiones. El Gobierno quiere iniciar la negociación de las condiciones de acceso al sistema de pensiones. El PSOE se resiste de inicio.

UE y nombramientos. Rubalcaba ha dado apoyo reiterado a Rajoy frente a Europa. Hubo un pacto de renovación de órganos constitucionales, salvo RTVE.

Cataluña. El presidente y el líder de la oposición hablan habitualmente de forma reservada y comparten su oposición al reto soberanista de Artur Mas, pero ambos quieren tener su propio margen de maniobra política.

Más información