Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Basagoiti entre el millar de rescatados en Panticosa por las fuertes rachas de viento

Los remontes de la estación cierran por las rachas de aire de 110 kilómetros por hora

Los esquiadores que estaban en la parte alta del centro invernal han sido trasladados a la base

El fuerte viento, con rachas de hasta 110 kilómetros por hora, obligó ayer a cerrar los remontes en la estación de esquí de Panticosa (Huesca) por lo que los cerca de 1.000 esquiadores que estaban en la parte alta del centro invernal han sido trasladados en máquinas pisapistas hasta la base del mismo durante la pasada madrugada. La evacuación ha finalizado sobre las ocho de la mañana, aunque a esa hora, según ha informado la sociedad gestora de las instalaciones, Aramón, Sin embargo, la Guardia Civil ha asegurado que a esa hora aún permanecían unos 40 esquiadores a la espera de ser trasladados.

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, estaba entre los evacuados. Según ha explicado el político en su perfil de Twitter y en la cadena SER, estuvo aislado durante unas 13 horas a 2.000 metros, hasta que fue rescatado sobre las cuatro de la madrugada. "Puedo decir que yo ya he sido rescatado", ha bromeado.

Basagoiti ha explicado que el salvamento se produjo de manera escalonada, atendiendo a la edad de los niños que se encontraban en la parte superior de las instalaciones de Panticosa. En su caso, ha agregado, al tener una hija de cuatro años, a la que sacó en sus brazos. a su familia no le tocó el traslado hasta las cuatro de la mañana. "Hemos estado 13 horas aislados a 2.000 metros, pero en la vida hay cosas bastante más duras y graves que esa. Otros pasan peor", ha afirmado en un tuit.

Alrededor de 1.200 personas que se encontraban esquiando en la estación se quedaron aislados cuando en torno a las tres de la tarde de ayer la telecabina y el resto de los remontes tuvieron que parar su actividad debido a las fuertes rachas de viento que se registraron y que sobrepasaron los 110 kilómetros por hora. Los esquiadores, entre los que se encontraban niños de distintas edades, fueron trasladados mediante un dispositivo compuesto por todoterrenos y autobuses a las localidades de Hoz de Jaca y de Panticosa. Además, alrededor de 300 esquiadores más expertos, acompañados por monitores, pudieron abandonar la zona esquiando o andando.

Fuentes de Aramón han asegurado que no se ha registrado ningún incidente reseñable, salvo el cansancio acumulado después de las horas de espera. Unos 200 efectivos entre Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil, personal sanitario, de la estación y habitantes de Hoz de Jaca y Panticosa han participado durante toda la noche y sin descanso en el traslado de los esquiadores.

Una de las últimas evacuadas ha explicado a TVE que, al principio, no cabían todos los esquiadores en las instalaciones cerradas de la estación, por lo que solo se dejó pasar a niños y mujeres. "Había mucha ventisca y hacía frío", ha relatado. También ha señalado que más que miedo tuvieron "incertidumbre" por no saber cuándo les iban a trasladar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >