Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lara se confirma como líder de IU con el objetivo de “conquistar el poder”

La coalición quiere afianzarse en las instituciones y disputar la izquierda al PSOE

El líder de IU, Cayo Lara, durante su intervención en la décima asamblea de esta formación.
El líder de IU, Cayo Lara, durante su intervención en la décima asamblea de esta formación. EFE

En la calle, pero también en las instituciones. En las movilizaciones sociales y en los programas políticos de Gobierno. Este es el objetivo que se propone la X Asamblea Federal de IU, que ayer confirmó a Cayo Lara como coordinador general por unanimidad frente al 55% de los apoyos que logró hace cuatro años. Lo deja claro la declaración de intenciones del cónclave celebrado en Madrid el pasado fin de semana: “Transformar la movilización social en organización, la rebeldía en alternativa y la alternativa en poder”. Y lo confirmó el propio líder de la coalición de izquierdas al hablar, en su discurso de proclamación, de “conquistar el poder para poner las leyes al servicio de la mayoría social”.

Lara, que presentó la primera lista unitaria en la historia de IU —avalada con el 85% de los respaldos de los delegados— aseguró que de esta Asamblea federal “sale una Izquierda Unida más ecologista, más feminista, más republicana, más cohesionada y más sólida”.

En un discurso centrado en la resistencia a “los ataques durísimos de las políticas neoliberales” del Gobierno de Mariano Rajoy, el coordinador general de la coalición se dirigió, como es habitual, a “las mareas en la calle” que vertebran las protestas contra los recortes, pero fue más allá al trasladar su ambición de convertirse en una alternativa política real, romper la fórmula bipartidista de PP y PSOE y disputar así la izquierda a los socialistas.

Esto es, una tercera vía aún indefinida que apela a la fuerza de los movimientos sociales y a “las esperanzas” frente al malestar y que aspira a afianzarse tras la estela de los buenos resultados de las distintas formaciones de izquierdas en las elecciones autonómicas en Galicia, el País Vasco y Cataluña.

Frente a la hoja de ruta del Gobierno del PP y una oposición del PSOE que en IU consideran insuficiente, Lara hizo ayer referencia a su objetivo para los próximos tres años. “Tenemos que conquistar el cerebro y el corazón de la gente, como nos conquistaron a nosotros para hacer crecer a esta organización. Vamos a construir el socialismo del siglo XXI... Con trabajo, alternativas concretas, pero sobre todo con ética, con equidad”, arengó en su intervención, que arrancó entonando El pueblo unido y acabó con La Internacional. “Así”, agregó “cuando llegue el socialismo, que nos coja trabajando”.

“No ocultaremos las banderas de IU, porque nos sentimos absolutamente orgullosos de nuestra historia, con nuestras miserias y nuestras grandezas”, señaló el coordinador general, que por otro lado pudo presentar una candidatura unitaria gracias al acuerdo alcanzado con el portavoz y líder de Izquierda Abierta, el diputado Gaspar Llamazares.

No faltaron referencias a la actualidad de las últimas semanas. Lara aludió a la imputación del expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán (“Hay que robar menos y trabajar más”), a la corrupción, al trabajo del alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, que integra la lista y formará parte del Consejo Político de IU; y al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a quien ha exigido que “actúe contra los defraudadores” en vez de amenazar con publicar las listas de quienes no estén al día con la Agencia Tributaria.

En cualquier caso, el mensaje de Lara encerraba un objetivo claro. Esto es, que IU se afiance en las instituciones durante los próximos años, transformando la protesta en propuestas concretas para dar “un rayo de esperanza a la sociedad española”. Lo expresa claramente la Declaración de Madrid aprobada en la asamblea por aplastante mayoría, que anima a convertir las “masivas movilizaciones sindicales y sociales contra las políticas neoliberales del PP” en propuestas, en la “elaboración de una alternativa” que canalice “la rebelión democrática de la mayoría social”.

La primera lista unitaria

Tras llegar a un acuerdo con el diputado por Asturias Gaspar Llamazares y Montserrat Muñoz, líderes de Izquierda Abierta, Cayo Lara consiguió presentar la primera candidatura unitaria de IU en los últimos 20 años. En la lista, de 158 nombres y respaldada por el 85% de los votos, la dirección intentó reflejar todas las sensibilidades de la coalición, incluidas las voces críticas, asegura, con especial atención también a los movimientos sociales cuyo malestar pretende canalizar.

Estos candidatos representan el 70% del Consejo Político, máximo órgano de gobierno de IU, ya que en enero se completará con la designación del 30% por parte de las federaciones territoriales.

Entre los miembros hay representantes sindicatos, como el secretario confederal de acción sindical de CC OO, Ramón Gorriz, <CF1005>número dos</CF> de Ignacio Fernández Toxo, y Salce Elvira; exponentes de los movimientos sociales, por ejemplo los miembros de la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH) Chema Ruiz y José Martínez Coy. También están en la dirección el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, el excoordinador de Madrid, Gregorio Gordo, y toda la ejecutiva saliente.