Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absueltos los creadores de Askatasuna y D3M porque no tienen conexión con ETA

La sentencia señala: "No se ha acreditado que conscientemente" apoyasen a la banda

El voto discrepante asegura que las marcas 'abertzales' formaban el entramado civil etarra

La Audiencia Nacional ha absuelto de pertenencia o colaboración con banda terrorista a 11 miembros de la izquierda abertzale que figuraron en las listas que Askatasuna y Democracia Tres Millones (D3M) presentaron a las elecciones de 2009 y que fueron ilegalizadas por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional.

“Promover candidaturas ideológicamente asociadas a la izquierda abertzale, ser su candidato, apoderado, interventor, aunque sea de un partido ilegalizado posteriormente, por sí mismo no supone un comportamiento antijurídico”, precisa la sentencia de la Sección Primera de lo Penal, que obtuvo dos votos favorables, los de los magistrados progresistas Manuela Fernández de Prado y Ramón Sáez, y el voto contrario del conservador Nicolás Poveda.

Los miembros de D3M Amparo Lasheras, Elisabeth Zubiaga, Zuriñe Zorrozua, Unai Berrostegieta, Hodei Egaña, Iker Rodrigo, Agurtzane Solabarrieta, Imanol Nieto y Arantza Urkaregi estaban acusados de pertenencia a banda terrorista, mientras que José Antonio Munduate y Xabier Isasa lo estaban de colaboración con banda armada. El fiscal pedía para ellos penas de entre seis años y cinco meses y cinco años de prisión, por considerar que constituían un producto diseñado por ETA como oferta electoral.

Sin embargo, las conductas atribuidas a los procesados “no son actuaciones inequívocas de integración o colaboración” con la banda terrorista ETA, sino un ejercicio de “los derechos políticos de participación de los que son titulares y de cuyo ejercicio no han sido suspendidos o inhabilitados”.

El tribunal llega a esa conclusión porque las conductas de los integrantes de Askatasuna y D3M fueron “realizadas en el ámbito del espacio público de mediación en el sistema político, visibles y amparadas formalmente en la legalidad, alejadas de la clandestinidad y de la violencia contra las personas. Por sí mismas, no aportan elementos incriminatorios contundentes”.

Por todo ello, los magistrados Fernández Prado y Sáez consideran que no se probó “que los acusados tuviesen que conocer que estaban participando en una actuación diseñada por ETA, y no simplemente por la izquierda abertzale, ni que estaban contribuyendo a facilitar la presencia de la organización terrorista, en lugar de la participación de una determinada ideología abertzale que todos ellos compartían”.

Por el contrario, el magistrado Nicolás Poveda consideró que los 11 absueltos deberían haber sido condenados por formar parte del “entramado civil” de la banda terrorista, puesto que todos “aquellos que se integran en las derivaciones de ETA, lo hacen también en esta”. Para este magistrado, los acusados tuvieron una participación activa y no negada en cumplir las órdenes de ETA.

Por otro lado, la portavoz de la izquierda abertzale, Maribi Ugarteburu, compareció en rueda de prensa con los 11 absueltos y afirmó que la decisión de la Audiencia Nacional “es un paso positivo, por fin, en la buena dirección”, informa Efe.

Ugarteburu mostró su satisfacción por la sentencia, que supone el cierre de un procedimiento contra “el hecho de presentar una oferta electoral en 2009” y contra “el derecho de sufragio” de los encausados.

Arantza Urkaregi, en nombre de los 11 absueltos, abogó por que este sea “el último juicio político” en Euskadi. “Nos han juzgado por nuestra ideología y por nuestra militancia política”, concluyó Urkaregi.

Más información