Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP permite que Dívar vaya al Congreso, pero congela la fecha

El Grupo Popular acepta a la cuarta la petición de Izquierda Plural

Carlos Dívar, en su comparecencia del 31 de mayo.
Carlos Dívar, en su comparecencia del 31 de mayo.

El PP mostró ayer una pequeña fisura en el apoyo y protección que da al presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar. A la cuarta ocasión en que la Mesa del Congreso estudia la petición de comparecencia de Dívar, el PP levantó el veto y aceptó tramitarla. No obstante, deja en suspenso la fecha en que se cite al presidente del Consejo, lo que le permite al PP esperar a la evolución de los acontecimientos, a las informaciones publicadas, a las decisiones judiciales sobre los gastos de Dívar y, por supuesto, a una eventual dimisión.

Oficialmente, el Gobierno, empezando por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y el PP no cuestionan a Dívar, pero son muchos los diputados y dirigentes populares que no ocultan el malestar que les provoca los hechos. No ocultan en privado la incomodidad de aparecer como avalistas de esa actuación del presidente del Consejo que, según recuerdan permanentemente, fue propuesto para el cargo por José Luis Rodríguez Zapatero.

Para abrir esa fisura, Joan Coscubiela (ICV) dio una vuelta a su petición de comparecencia, después de tres rechazos del PP, y la redactó de forma que los populares no tuvieran más remedio que rectificar y aceptarla. Para eso, la petición consiste en exigir la comparecencia para que dé cuenta de la memoria del CGPJ de 2011. La Ley del Poder Judicial y el reglamento del Congreso hablan de las comparecencias de los presidentes del Consejo para dar cuenta de las memorias y, por eso, el PP no pudo frenarla ayer. Es obvio que si Dívar acudiera al Congreso ahora sería preguntado, sobre todo, por sus viajes privados a cargo del erario.

No pasó el filtro de la Mesa un escrito del PSOE que, basado en la doctrina del Tribunal Constitucional, las propias manifestaciones de Dívar en el Congreso en 2009 y los precedentes, pedían la comparecencia. La vicepresidenta del Congreso Celia Villalobos (PP) aseguró a este periódico que no hay rectificación, sino que la decisión es fruto de la habilidad de Coscubiela al redactar la petición.

La solicitud de Izquierda Plural (IU, ICV y CHA) va ahora a la Comisión de Justicia y es ahí donde el PP la puede dormir, según insinuó ayer el portavoz popular, Alfonso Alonso. Para hacerlo, además del poder de su mayoría absoluta, tiene el argumento de que la memoria de 2011 no llegará al Congreso hasta otoño y, por tanto, la comparecencia puede demorarse hasta entonces. Esta misma explicación la dio oficialmente el Congreso en una nota oficial. La comparecencia de Dívar sobre la memoria de 2010 no se produjo en noviembre por la celebración de las elecciones.

La Mesa rechazó ayer la comparecencia de tres vocales del CGPJ que se habían dirigido al Congreso para pedir ser citados ante la Comisión de Justicia para dar cuenta de sus gastos públicos. Los vocales Félix Azón, Inmaculada Montalbán y Margarita Robles, propuestos en su momento por los socialistas, hicieron pública ayer una nota en la que siguen mostrando su disposición a acudir al Congreso.

La Comisión de Justicia tiene pendiente poner fecha a la comparecencia del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, para dar cuenta de la investigación sobre los gastos de Dívar. Esa petición de Izquierda Unida fue aprobada de forma sorprendente por el PP en la Mesa del Congreso, porque sí que se refiere a una actuación jurisdiccional sobre la que el fiscal no puede dar cuenta en la Cámara.