Cospedal asume que el papel de Arenas será mayor pero lo limita a lo territorial

La ‘número dos’ del PP evita pronunciarse sobre una crisis de Gobierno y asegura que la decisión le corresponde a Rajoy

Cospedal, durante la rueda de prensa posterior a la reunión con vicesecretarios generales y portavoces parlamentarios del PP.
Cospedal, durante la rueda de prensa posterior a la reunión con vicesecretarios generales y portavoces parlamentarios del PP.ULY MARTÍN

Una hora después de anunciar que abandonaba la primera línea de la política en Andalucía, Javier Arenas ya había aterrizado en Génova. Lo hizo en sentido metafórico, por supuesto. Pero mientras el veterano dirigente andaluz ofrecía este lunes unas declaraciones grabadas en Sevilla, la actual secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, hilaba ante los medios un homenaje a su trayectoria.

La número dos del partido calificó de “magnífica” la labor del vicesecretario nacional de Política Local Autonómica y recordó que “el PP debe mucho a Arenas”, en referencia a los resultados de los populares en los comicios autonómicos del 25 de marzo. Con todo, quiso dejar claro que sus funciones en la dirección del partido se centrarán en la política territorial. “Es tanto el trabajo que hay que hacer en las Administraciones locales y autonómicas que el papel de Arenas va a ser muy importante”, recalcó, tras apuntar que probablemente esas tareas le llevarán a comparecer más a menudo públicamente.

El nombre de Arenas sobrevoló hasta el final en una comparecencia dedicada en principio al rescate europeo del sector bancario. Y, al igual que ocurre desde el congreso de febrero que le ratificó en la cúpula nacional, alimentó las especulaciones sobre el papel cotidiano que asumirá en la sede nacional de Génova o incluso en el Gobierno. Las preguntas, en realidad, las respondió de forma indirecta el propio Arenas, quien en una carta a los militantes aseguró que “en ningún caso” se ha planteado “asumir nuevas responsabilidades en la política nacional”. Por ahora. El dirigente popular no contó que hace tan solo dos semanas el plan consistía en acabar el verano al frente del PP andaluz.

En cualquier caso, Cospedal evitó pronunciarse sobre una hipotética crisis del Gobierno de Mariano Rajoy que permitiera la entrada de Arenas, quien ya fue ministro de Trabajo, vicepresidente segundo con José María Aznar, y secretario general del PP. Y se remitió, tras capear el torbellino de preguntas sobre Arenas con diversas sonrisas y gestos, a lo que decida el jefe del Ejecutivo, muy próximo al dirigente andaluz.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS