Archivada la denuncia de un abogado contra el presidente del Supremo

La Sala de lo Penal no admite a trámite la denuncia de José Luis Mazón por estafa El Consejo debate hoy si el presidente debe dar explicaciones

Primera sesión plenaria del nuevo Consejo General del nuevo Poder Judicial (CGPJ), presidida por Carlos Dívar.
Primera sesión plenaria del nuevo Consejo General del nuevo Poder Judicial (CGPJ), presidida por Carlos Dívar.Uly Martín

La Sala Penal del Tribunal Supremo ha archivado de plano la denuncia de un abogado contra el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del alto tribunal, Carlos Dívar relacionada con los gastos privados de sus viajes a Marbella. La inadmisión y el archivo de la denuncia están motivados por un defecto de forma, ya que el Supremo ha reiterado que para actuar penalmente contra un aforado se exige la presentación de una querella y no basta una denuncia.

El abogado denunciante, José Luis Mazón, presentó la denuncia en representación de una asociación que él mismo preside y que denomina Preeminencia del Derecho. En su exposición, se dirigió a la Sala de lo Penal asegurando que no era necesaria la presentación de una querella, sino que bastaba una denuncia, “al no tratarse de responsabilidad de jueces y magistrados por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones, y ser el denunciado un alto cargo del Estado”. El Supremo le ha contestado archivando de plano su denuncia en un tiempo récord, apenas veinticuatro horas después de presentada.

Más información
Guerra tras una denuncia por estafa contra Dívar
Clases de contabilidad con el Gran Capitán
Más de 1.300 ciudadanos piden la dimisión de Dívar

Según fuentes judiciales, el Supremo no ha querido sustentar expectativas sobre una actuación destinada a ser archivada por un defecto de forma, por lo que ha decidido rechazarla en la primera oportunidad. La decisión fue anticipada a los medios informativos a través de una nota de prensa, a primeras horas de la tarde de ayer.

El denunciante podrá presentar ahora una querella contra Dívar, que deberá pasar los habituales filtros del ministerio fiscal sobre competencia y fondo previos a la admisión, pero que ya no le saldrá gratis, pues deberá afianzarla económicamente con la cantidad que determine el tribunal.

Hasta el momento, la fiscalía ha archivado la denuncia presentada por el vocal del Consejo José Manuel Gómez Benítez, al no apreciar una supuesta malversación de caudales. El pleno del Consejo ha declinado reclamar la dimisión de Dívar, moción que fue respaldada por solo cinco vocales del sector que encabeza la vocal Margarita Robles, de Jueces para la Democracia, en tanto la petición de dimisión del vocal denunciante fue respaldada por siete vocales del sector conservador. Ayer fue archivado de plano el primer intento de judicializar la conducta de Dívar ante el propio Supremo. Hoy, el pleno debatirá la propuesta de Robles y otros dos vocales de su asociación para que el presidente dé “explicaciones públicas”, y otra del vocal Gómez Benítez para que Dívar “comparezca ante los medios de comunicación para dar explicaciones sobre sus viajes a Marbella”. Gómez Benítez también ha pedido que se dé cuenta del número de peticiones de dimisión de Dívar recibidas en el Servicio de Atención al Ciudadano, que ayer superaban las 5.000, a las que hay que añadir otras 12.200 en Internet.

Cinco vocales del sector conservador y afín al PP, que ahora sostiene a Dívar, encabezados por Manuel Almenar, han propuesto la elaboración de un plan de transparencia y austeridad, que tiene más posibilidades de ser aprobado que la comparecencia de Dívar ante los medios de comunicación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS