ETA demanda en un comunicado "un diálogo directo" con el Gobierno francés

La banda asegura que Francia elude su responsabilidad "en el problema vasco" como si este fuera solo un problema de España

La organización terrorista ETA ha hecho público esta noche un comunicado en el que reclama "un diálogo directo" con el Gobierno francés. En el texto enviado a la agencia AFP, la banda asegura que los ciudadanos vascos "esperan que el Gobierno francés responda positivamente a la oportunidad que se brinda para un final definitivo de las consecuencias del conflicto mediante el establecimiento de conversaciones directas con ETA". El diálogo directo que la organización reclama ahora a Francia ya ha sido rechazado por Mariano Rajoy hasta que la banda no anuncie su definitiva disolución y entregue sus arsenales de armas.

La banda asegura que las autoridades francesas suelen presentar "el problema vasco como si fuese únicamente una cuestión española, ocultando así la directa responsabilidad que tiene el Estado francés", asegura el comunicado.

En su lenguaje habitual, la organización asegura que Francia, al igual que España, ha optado por una "política represiva" y mantiene "una política de venganza contra los presos vascos". Francia, asegura el comunicado, "niega la realidad nacional de Euskal Herria y el derecho de los ciudadanos vascos a decidir sobre su futuro". Además, acusa al Gobierno galo de estar implicado en una "guerra sucia" y de participar en la "desaparición de militantes". En Francia están encarcelados unos 140 de los 700 presos con que cuenta la banda en la actualidad.

En el comunicado del pasado 20 de octubre en el que la banda anunció que abandonaba el terrorismo tras 43 años de crímenes, la banda emplazó a los Gobiernos español y francés a establecer un "diálogo directo" con el objetivo, según rezaba la nota, de lograr la "resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada". No obstante, esta es la primera vez desde entonces que se dirige directa y exclusivamente al Gobierno de Francia para establecer un diálogo de tú a tú.

El comunicado llega después de que el pasado 1 de marzo, el presidente francés, Nicolás Sarkozy se mostrara partidario, durante una accidentada visita electoral a Bayona, a favorecer el acercamiento de presos. No obstante, matizó que Francia tiene difícil llevar a cabo esa política porque “la mayoría de los presos que luchan por ello son españoles”, lo cual supone dos problemas: “Si cometes un crimen en Francia estás condenado en Francia, ¿cómo acercarles estando en otro país? Y, por otro lado, los juicios antiterroristas se celebran en París y hasta que la justicia no decide, los presos deben esta a disposición del juez”, dijo.

El presidente saliente afirmó que seguía "con mucho interés" el proceso de paz abierto en octubre pasado tras el cese definitivo de la actividad armada de ETA, y señaló que “se ha podido abrir gracias a la firmeza contra los asesinos y a la mano tendida a ciertas reivindicaciones políticas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además, coincide con el anuncio del lehendakari Patxi López, hecho público hoy mismo, de crear un comisionado para gestionar el final y agilizar el final de la banda.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS