Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Grupo Mixto no conocerá los secretos oficiales

Los populares vetan a ERC por su "cercanía" con Amaiur

Los nacionalistas gallegos piden que se repita la votación

Alfred Bosch, de ERC, durante su intervención en el pleno.
Alfred Bosch, de ERC, durante su intervención en el pleno. EFE

El Congreso de los Diputados vuelve a la situación de la década de los noventa cuando los grupos mayoritarios se ponían de acuerdo para que la entonces Herri Batasuna no estuviera representada en la Comisión de Secretos Oficiales.

Ahora va a ocurrir lo mismo, aunque la vía escogida ha sido más alambicada. El Grupo Popular ha vetado a ERC “por su cercanía” a Amaiur. El resultado es que el Grupo Mixto no estará representado en esa comisión a pesar de que la mayoría de sus integrantes había decidido que en su nombre actuara el diputado republicano, Alfred Bosch.

El PSOE sí ha votado al republicano, así como CiU. En los pasillos, diputados de varios grupos hablaban de “inmenso error” del PP al estimar que han puesto en marcha “la máquina de hacer nacionalistas”, por tener un gesto con un sector del electorado del PP que aplaude cualquier acción contra Amaiur.

El argumento del PP para justificar el veto a ERC se ha rodeado de un aire de trascendencia, seguido de desconfianza. En la Comisión de Gastos Reservados, que es así como realmente se denomina, aunque es conocida como de secretos oficiales, el Gobierno informa de asuntos de la Defensa Nacional, de terrorismo nacional e internacional...: en suma de materias de la Inteligencia Nacional de las que se ocupa el CNI.

“Los temas de gran sensibilidad para el Estado no pueden estar en conocimiento de grupos en sintonía con Amaiur”. Así lo han explicado en el PP para indignación de la mayoría de los miembros del Mixto que se habían puesto de acuerdo para que Alfred Bosch les representara en esa comisión.

Con esta decisión quedan fuera de la misma estos partidos políticos y, por tanto, sus votantes: Amaiur, ERC, BNG, Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro, Geroa Bai, Foro Asturiano y Equo-Compromis.

Sólo seis

Pero no ha habido titubeos por parte del PP, hasta el punto que se ha producido cierta anomalía, ya que esta comisión tendrá seis representantes cuando debían contar con siete; tantos como grupos parlamentarios. Además, los nombres de sus representantes, siempre los jefes de fila de cada grupo, se votan en secreto con papeleta y urna. Así se ha hecho, y en la comisión estarán Alfonso Alonso, del PP; Soraya Rodríguez, del PSOE; Josep Antoni Duran Lleida, de CiU; Cayo Lara, de IU-ICV; Rosa Díez, de UPyD, y Josu Erkoreka, del PNV. Alfred Bosch de ERC fue votado por 132 diputados, los 110 del PSOE más todos los demás, salvo el PP, pero se quedó muy lejos de los 210 votos mínimos que se necesitan para obtener la plaza.

El forcejeo ha continuado al conocerse la votación, ya que el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, ha pedido que se repitiera la votación con otro nombre, en cumplimiento del Reglamento que permite sucesivas votaciones hasta conseguir el objetivo de las mismas. En este caso, que en la comisión haya siete representantes y no seis. Jorquera propuso nueva votación y con nuevo nombre: Joan Tardà de ERC. El presidente del Congreso, Jesús Posada, no lo ha autorizado y quizá para salir del paso ha sugerido al diputado que lo plantee en otro momento.

Y claro que lo harán. La próxima semana, y si no, la siguiente y la siguiente. El representante del Grupo  Mixto que acuda a la Mesa del Congreso pedirá la inclusión en el orden del día del pleno de la Cámara la votación para cubrir la plaza que le corresponde a su grupo.

Consternación en el Mixto, pero sobre todo en los diputados de ERC. Joan Tardà, veterano ya en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, no encuentra justificación al veto de su grupo. “¡Pero sí hemos estado años atrás cuando no nos conocían!", exclamaba Tardà, con apelación implícita a la trayectoria de este grupo en la vida parlamentaria española.