Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los campistas exigen la rehabilitación política del exlíder valenciano

La absolución complica la situación del actual presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que lleva siete meses en el poder y ha encontrado resistencias a su liderazgo

Los seguidores de Francisco Camps no ocultaron anoche su júbilo por un fallo absolutorio que ahora les permite exigir la rehabilitación del expresidente en el seno del Partido Popular.

Entre los principales dirigentes del PP valenciano que anhelaban la absolución de Camps están la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente provincial del PP y de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus. Pero no solo ellos. También un nutrido grupo de diputados autonómicos, entre los que figura el propio portavoz parlamentario, Rafael Blasco.

“La sociedad le debe reparar ese tremendo daño a su honor”, afirmó Barberá el pasado mes de diciembre, cuando añadió: “Si una persona, para mí inocente, resulta absuelta de esta barbaridad y condena mediática que ha sufrido durante dos años y medio y que ha tenido que dimitir con el mejor resultado que nunca, es su derecho [que lo rehabiliten]”. Camps mantiene su escaño como diputado en las Cortes valencianas, aunque no ha acudido al Parlamento desde que dimitió y el PP eligió como nuevo presidente a Alberto Fabra.

La absolución de Camps complica la situación del actual presidente de la Generalitat, que tiene previsto comparecer esta mañana para valorar la resolución judicial. Fabra, que lleva siete meses en el poder, se ha encontrado con resistencias a su liderazgo, sobre todo en la provincia de Valencia.