Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anticorrupción defiende que Correa permanezca en prisión por riesgo de fuga

La Audiencia Nacional decidirá en los próximos días sobre la libertad del cabecilla de la Gürtel

Correa y su abogado, durante la tercera jornada del juicio a Camps y Costa.
Correa y su abogado, durante la tercera jornada del juicio a Camps y Costa. EFE

Primer acto del caso Gürtel tras su retorno a la Audiencia Nacional. La sección cuarta de lo penal, formada por los magistrados Ángela Murillo, Carmen Paloma González y Juan Francisco Martel, ha presidido hoy la vista para decidir sobre la libertad del cabecilla de la trama Francisco Correa, en prisión provisional desde 2009. Su abogado, José Antonio Choclán, defendió durante la sesión la libertad de su cliente, mientras que la Fiscalía Anticorrupción reclamó que siguiera encarcelado en atención a la gravedad de los delitos imputados y al riesgo de fuga.

Correa ha reclamado su libertad en múltiples ocasiones desde el inicio de la investigación. La última vez que lo hizo, el instructor del caso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, fijó para el número uno de Gürtel una fianza de 15 millones de euros. El acusado no abonó esa cantidad, así que permaneció en la cárcel, y la decisión de Pedreira fue recurrida por el propio Correa y por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) ante la Sala de lo Civil y Penal del tribunal madrileño.

Sus magistrados anularon la fianza impuesta por el magistrado instructor y decretaron de nuevo la prisión provisional incondicional. Sus magistrados apreciaron el “evidente” riesgo de fuga, pero sugirieron que podría evitarse mediante “medidas de control electrónico”, es decir, mediante una pulsera localizadora. Esa medida, prosiguieron, sería “menos gravosa que la privación de libertad”. En resumen, el tribunal, dejaba en manos de Pedreira la posibilidad de liberar a Correa para controlarlo mediante ese dispositivo electrónico.

Pedreira pidió informes a las fuerzas de seguridad para que le garantizaran que, mediante la pulsera, sería posible mantener al cabecilla de la trama controlado, pero estas no garantizaron que el acusado no pudiera evadirse con ese dispositivo, por lo que volvió a prorrogar la prisión incondicional.

Entre las razones dadas por el TSJM para justificar que prosiguiera el encarcelamiento de Correa se citaban “las enormes responsabilidades punitivas y civiles que se le reclaman”, así como sus gestiones para sacar parte del dinero supuestamente defraudado de España. El acusado, según los magistrados "mostró una predecible intención de ubicar su residencia en el extranjero, efectuando diversas inversiones inmobiliarias en Colombia y actividades en Panamá, habiéndose localizado activos superiores a 17 millones de euros en Suiza", y otras cantidades aún por determinar en los EE UU.

Esta mañana, sin embargo, su abogado ha defendido su inmediata puesta en libertad sin que, según fuentes jurídicas, se haya referido a la posibilidad analizada anteriormente de colocarle la pulsera. Murillo, Martel y González, los magistrados de la Audiencia a los que ha correspondido el nuevo recurso, se acaban de retirar a deliberar sobre esa petición. Su decisión se conocerá en los próximos días.