Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El periodista de ‘El Mundo’ también hizo discursos para Matas cuando era ministro

El columnista, periodista de cámara de Matas, fue contratado por una empresa pantalla

El expresidente balear Jaume Matas llega a los juzgados.
El expresidente balear Jaume Matas llega a los juzgados.

El exeditorialista de El Mundo Antonio Alemany no solo redactó y cobró de forma presuntamente irregular discursos para Jaume Matas cuando este era presidente de Baleares; también lo hizo durante su etapa de ministro de Medio Ambiente, según ha declarado ante el tribunal. Alemany se enfrenta a una petición del fiscal de cinco años de cárcel por los supuestos delitos de malversación, fraude, falsedad y prevaricación. Las acusaciones contra él se centran en supuestas ilegalidades en el trámite de los contratos indirectos para pagarle 4.000 euros al mes a cambio de los discursos. Alemany, de 72 años, recibió pagos y subvenciones de 480.000 euros desde el Gobierno de Matas.

He sido un periodista rabiosamente independiente y nunca he escrito al dictado de nadie"

ANTONIO ALEMANY

El periodista de cámara de Matas fue contratado por una empresa pantalla, Nimbus, por órdenes del presidente porque quería ocultar su relación gubernamental a la vez que estaba en el diario. Dos excargos de Matas y el dueño de Nimbus confesaron el lunes —previo pacto de la Fiscalía Anticorrupción— una aparente relación de fraude y falsedad en el contrato y en el concepto de las facturas abonadas al autor de los textos.

El fiscal Juan Carrau y la presidenta de la Audiencia de Palma, Margarita Beltrán, insistieron a Alemany para que aclarara si firmaba artículos en los que glosaba las alocuciones de Matas escritas por él mismo. Carrau extrajo citas publicadas. Alemany dijo que la cifra de palabras dedicadas a loar las intervenciones públicas del presidente fue mínima. Detalló que tenía 8.000 libros que había usado para construir los discursos de Matas y recordó que le hizo tres discursos cuando era ministro de Medio Ambiente, uno de ellos sobre el Plan Hidrológico Nacional, por encargo de su jefe de gabinete, Javier Mato.

Antonio Alemany reconoció que intervenía en los editoriales de El Mundo a la vez que hacía los discursos de Matas. Atacó a la Fiscalía por someterle a “un juicio político”. Negó que hiciera el doble papel de apuntador miembro de la claque. El fiscal le dio datos que le desmienten. “Tengo derecho a hacerlo”, dijo Alemany. “He sido un periodista rabiosamente independiente y nunca he escrito al dictado de nadie”. En la sala de prensa se alzó un murmullo.

Se le cuestionan además al periodista las subvenciones públicas recibidas para lanzar y mantener su web Libertad Balear y la Agencia Balear de Noticias, donde cobró además 4.800 euros al mes. Las empresas estaban administradas por sus parientes. Uno dijo que participó para ocultar la presencia del imputado, que lo rechaza. Además, se considera delictivo el cobro de 12.000 euros por publirreportajes deportivos para el Gobierno balear que no han aparecido.

El fiscal ha desvelado que el editorialista de El Mundo cobró un 5% de la publicidad de obras públicas licitadas por el Gobierno Matas. El caso no está en la causa y la presidenta ha interrumpido el interrogatorio. Alemany ha advertido de que no cobró la comisión él, sino sus empresas. Sucedió tras asesorar a la consejería de Obras Públicas.

El fiscal Carrau le ha preguntado: “¿Ha solicitado permiso a la Administración para publicar un libro con los discursos?”. (Los derechos de los textos estaban cedidos por concurso al Gobierno. Los pronunció y pagó Matas como propios y los firmó y puso a la venta Alemany). “No conocía el concurso”, reiteró. Añadió que “Cuatro mil euros son pocos” por su trabajo de negro de lujo.

Más información