Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'ex mano derecha' de Matas dice que él era el máximo responsable del contrato

Estarás ha afirmado sobre el contrato de los discursos: "Es un tema de había decidido él"

La eurodiputada Rosa Estarás, del PP, que fue vicepresidenta del Gobierno balear de Jaume Matas y su sucesora –efímera- en el liderazgo del PP, ha declarado hoy como testigo en la vista del caso Palma Arena. Su relato no ha sido favorable a los intereses del político al que ayudó y con quien lleva dos años sin tratos. Según su testimonio, Matas es el máximo responsable político del contrato en los que se ampararon pagos al periodista de El Mundo, Antonio Alemany.

El interrogatorio –uno de los diez que se han producido esta mañana- ha versado sobre el pago, de forma supuestamente ilegal, de Antonio Alemany, autor de los discursos del exjefe del Gobierno balear. "Es un tema que había decidido él [Matas]", contestó Estarás a preguntas, precisamente, del abogado defensor del ex presidente.

La europarlamentaria firmó el contrato, “una firma formal” por competencia administrativa, pero se alejó de su responsabilidad. "Todos pensábamos" que (el contrato) tenía el consentimiento de Matas, ha dicho. La exalto cargo del PP no dio la cara por Matas aunque en la instrucción, ante el juez, fue más rotunda y directa en las afirmaciones para decir que “solo” Matas decidía.

La ex vicepresidenta balear reseñó que el director general de Comunicación dependía del presidente y de sus autorizaciones."Lo habitual" era que Matas diera a Martorell el aval para el contrato, ha insistido. Matas "llevaba personalmente" esos temas; supone que dio su "autorización".

En la vista se dirimen posibles pruebas y hechos. Funcionarios, técnicos y empresarios pasarán para ser interrogados ante la Audiencia de Palma de Mallorca.

 

En su declaración del martes, el expresidente eludió todas las responsabilidades, dijo que sus colaboradores eran quienes ejecutaban contratos y que “el presidente” (él mismo) se dedicaba a la política. El ex mandatario señaló que “mentían” o habían “cambiado” su declaración por un pacto con la fiscalía, los imputados que le acusaron de ser el responsable: el publicista Miguel Romero y el ex director general de Comunicación de Jaume Matas, Juan Martorell.