Alivio en el PSOE por la decisión del PSC de seguir juntos en el Congreso

Ferraz recela de que los socialistas catalanes puedan votar distinto en ciertos temas

Pere Navarro (izquierda), Daniel Fernández y Carme Chacón, en el Congreso del PSC.
Pere Navarro (izquierda), Daniel Fernández y Carme Chacón, en el Congreso del PSC.Massimiliano Minocri

Una sensación de alivio ha recorrido las federaciones socialistas tras conocer que el PSC no reivindica tener grupo parlamentario propio, sino que se mantiene como desde hace 30 años en el Grupo Parlamentario Socialista. Eso sí, se reserva la posibilidad de desmarcarse de las votaciones del PSOE “en casos excepcionales relativos a asuntos de especial interés para Cataluña y su autogobierno”, una decisión insólita desde que el PSC dejó de tener grupo propio, en 1983. Así lo decidieron el sábado, por 130 votos a favor y 27 en contra, los delegados socialistas en el congreso de su partido. Aunque el alivio es general, hay algunos dirigentes socialistas, singularmente los que están ahora al mando del aparato federal, a los que no les ha gustado en absoluto esa posibilidad de voto diferente. “Si se produce esa práctica, irá en contra de la cultura parlamentaria del Grupo Socialista. ¿Y si los andaluces, los vascos, o los extremeños decidieran hacer algo parecido?”, se preguntan estos interlocutores de la ejecutiva federal.

No es este el sentimiento, sin embargo, de dirigentes de las federaciones consultadas por este periódico. El secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, explicaba su opinión al respecto: “Ha salido lo mejor posible y me agrada mucho que los socialistas catalanes hayan rechazado tener grupo propio; además, es razonable que en caso excepcional puedan tener un margen de libertad para votar asuntos de su comunidad, siempre que esté muy hablado y debatido con el PSOE y el Grupo Socialista”.

Efectivamente, cualquier discrepancia se tendrá que hablar. A tal efecto, se creará una comisión entre el PSOE y el PSC para limar asperezas y buscar puntos comunes en las votaciones delicadas sobre asuntos catalanes.

Más información
El PSC rechaza el grupo propio y se abrirá con consultas a la militancia
El nuevo líder aparta al equipo de Montilla y fulmina el maragallismo
Navarro se estrena en la dirección del PSC tendiendo la mano a Mas

La opinión de Fernández Vara es compartida por barones y dirigentes de Castilla-La Mancha, Aragón, Castilla y León, La Rioja y la Comunidad Valenciana. El secretario general del partido en Valencia, Jorge Alarte, ha estado en el congreso de los socialistas catalanes junto al secretario de organización del PSOE y secretario general de Aragón, Marcelino Iglesias, del líder de los socialistas de Castilla y León, Óscar López, y de los miembros de la ejecutiva federal Pilar Alegría, Antonio Hernando y Eduardo Madina, también secretario general del grupo socialista. En la inauguración del cónclave estuvo el presidente del PSOE, Manuel Chaves. El triunfo de Pere Navarro, considerado el menos nacionalista de los que aspiraban a liderar el PSC, ha producido más que alivio en el PSOE.

El resultado ha sido también muy apreciado por los socialistas andaluces, liderados por José Antonio Griñán, cuyo entorno recuerda que todos los asuntos de Cataluña resultan muy sensibles en Andalucía. En la mayoría de las federaciones recalcan que las situaciones “excepcionales” pueden producirse alguna vez a lo largo de la legislatura o quizás ninguna. Se recuerda que las escasísimas disidencias dentro del grupo socialista nunca las han protagonizado socialistas catalanes. De hecho, el PSC tuvo grupo propio hasta 1983 y nunca votó diferente del PSOE. Desde entonces, cada congreso del PSC acordaba que la ejecutiva del partido se reservaba la posibilidad de cambiar su articulación parlamentaria si lo estimaba oportuno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Si alguien estaba especialmente satisfecha con el resultado del congreso del PSC era la ministra de Defensa en funciones, Carme Chacón, que con toda probabilidad aspirará a la secretaría general del PSOE. “El socialismo catalán ha apostado por seguir siendo lo que somos y por seguir trabajando integrados en los grupos socialistas en el Parlament, en el Congreso y en Europa”, señaló. Chacón se declaró “muy contenta” y, posteriormente, a través de Twitter, aseguró que “la renovación integradora del PSC debe ser el inicio de la renovación integradora en el PSOE”.

En las últimas horas, dirigentes de toda España comprobaron esta satisfacción y comentaron con ella la redacción final de ese apartado por el que los diputados del PSC pueden desmarcarse del PSOE. “Si quiere ser secretaria general, hubiera sido un mazazo imponente que su federación o partido dinamitara al PSOE”, explicaba un dirigente territorial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS