Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy ha hablado con unos 20 líderes internacionales desde el domingo

Entre los jefes de Estado se encuentran Sarkozy, Merkel, Monti o Evo Morales

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha recibido una veintena de llamadas de líderes internacionales desde que venció en las urnas el pasado domingo, para felicitarle por su triunfo electoral.

Uno de los primeros en hacerlo fue el presidente francés, Nicolás Sarkozy, quien mantuvo una conversación telefónica con Rajoy en la que le ofreció trabajar juntos en favor de la estabilidad y el crecimiento de la zona euro.

La crisis económica y financiera estuvo también muy presente en los contactos de Rajoy con el presidente del Consejo Europeo y el de la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso, respectivamente.

Todos ellos se pusieron en contacto con el líder del PP la misma noche electoral, al igual que lo hizo el presidente de Chile, Sebastián Piñera, así como el de México, Felipe Calderón, y la jefa de Estado de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner. También le llamó el presidente del Partido Popular Europeo, Wilfried Martens.

El lunes fue cuando Rajoy conversó con la canciller alemana, Angela Merkel, que además le envió de forma casi paralela una carta pidiéndole que ponga en marcha "sin demora" las reformas necesarias tras haber recibido en las elecciones un "mandato claro" de los españoles.

Ese mismo día, el futuro presidente del Gobierno recibió la felicitación de varios presidentes latinoamericanos: Porfirio Lobo (Honduras), Ollanta Humala (Perú), Rafael Correa (Ecuador) y Evo Morales (Bolivia).

La relación de dirigentes que quisieron felicitarle telefónicamente se amplió el martes con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, y el de la República Dominicana, Leonel Fernández.

Mario Monti, el primer ministro italiano después de Silvio Berlusconi, habló con Rajoy el miércoles, y al día siguiente lo hicieron el primer ministro francés, Francois Fillon, y el de Bulgaria, Boiko Borisov.

El último en conversar con el líder del PP -hasta ayer- fue el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.