Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pacientes en paro en Galicia hallan sus tarjetas sanitarias bloqueadas

Los afectados aseguran que se enteraron cuando acudieron a su médico de cabecera

Usuarios del Servicio Gallego de Salud (Sergas) que están en el paro desde hace más de un año o sin prestación económica denuncian que sus tarjetas sanitarias han sido desactivadas tras agotar el subsidio. Los afectados aseguran que se enteraron cuando acudieron a su médico de cabecera, al llegar a su farmacia habitual para obtener medicamentos o al pisar el servicio de urgencias de un hospital público.

La desactivación de las tarjetas se produce como consecuencia de una orden de la Xunta que entró en vigor el pasado 29 de septiembre, que establece el procedimiento para que parados de larga duración (más de 12 meses) o “personas sin recursos económicos suficientes” obtengan el reconocimiento a la atención sanitaria. Pero en el proceso se les retira la tarjeta para que tramiten otra, lo que ha causado alarma entre los afectados. El Congreso aprobó en junio una reforma legal para asegurar la cobertura sanitaria universal que entra en vigor en enero. La Consejería de Sanidad sostiene que su orden pretende “mejorar y adaptarse a la nueva situación con un nivel disparado de desempleo”; y asegura que mientras tramita ese reconocimiento nadie se queda sin prestación. Sin embargo, sin tarjeta no hay atención, denuncian los afectados.

Ni consulta ni fármaco

A Mercedes Amaral se le escapaban las lágrimas cuando trataba de contar su caso en una rueda de prensa en la sede coruñesa del sindicato CIG. Desempleada de larga duración y sin prestación, está en tratamiento médico por depresión. Cuando acudió a pedir cita con su médico de cabecera, le indicaron que no tenía derecho a una consulta gratuita porque su tarjeta fue dada de baja. La asistencia farmacéutica gratuita también quedó suspendida. Y tuvo que recurrir a la ayuda de Cáritas para comprar sus medicamentos. “Es muy injusto, no sé porque están haciendo esto y me dejaron sin mi tratamiento”, explicó Amaral.

Su caso no es único. Varios medios de comunicación gallegos recibieron ayer denuncias similares. El presidente de las farmacias de Galicia, Xosé Rodríguez Dacal, corroboró que desde hace unas semanas han detectado varios casos. Sin embargo, la secretaria general de Sanidad, Sagrario Pérez, niega que haya órdenes de bloquear las tarjetas: “Es absolutamente falso, nadie se queda sin prestación, lo único que hicimos fue mejorar la norma para eliminar burocracia”.