Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El debate a cinco se convierte en una tertulia sobre quién recorta más

El debate a cinco en TVE se consumió entre reproches sobre la reducción del gasto y compromisos vagos sobre un pacto para garantizar la sanidad pública

El debate a cinco de TVE, con PSOE, PP, CiU, PNV e IU —la formación de Llamazares libró hasta el último minuto una disputa con ERC para ocupar la quinta silla por tener más votos, aunque menos diputados, y la Junta Electoral le dio la razón—, se convirtió ayer en una tertulia desigual donde cada dirigente político aprovechaba su turno para colar el mensaje dirigido a su electorado y escasos debates con el adversario. Todos coincidieron en la necesidad de un pacto para la sostenibilidad del sistema sanitario, aunque no en su contenido. Al final, CiU se enzarzó con el PP a cuenta del Estatuto catalán y el modelo lingüístico.

PRESENTACIÓN

De la reivindicación nacionalista a la crisis

Josu Erkoreka (PNV). Tras la declaración de cese definitivo de ETA, Euskadi abre un nuevo periodo de esperanza en que será necesario acordar, proponer y establecer un nuevo estatus políticos para Euskadi.

Pere Macias (CiU). El objetivo básico es reactivar nuestra economía y disminuir el paro. Proponemos el pacto fiscal, con el propósito de acabar con el imparable e insoportable déficit fiscal del Estado en relación con Cataluña.

Gaspar Llamazares (IU). Vamos a hablar de las personas que comparten con nosotros la indignación por el desempleo, por los cinco millones de parados. Estamos indignados y preocupados. Las políticas que comparten PP y PSOE no solucionan el desempleo sino que provocan más recesión, más desempleo y más desigualdad.

Alberto Ruiz-Gallardón (PP). Hemos tenido pocas elecciones tan importantes como las del 20 de noviembre. Sabemos la tristeza de las familias que han perdido su trabajo. Me gustaría convencerles de que podemos y debemos salir adelante. Con un Gobierno con capacidad de liderazgo los problemas de España tienen solución. Hay que recuperar el empleo, garantizar el Estado de bienestar y conseguir una estabilidad en las instituciones. Con firmeza, diálogo y moderación lo podemos conseguir.

Ramón Jáuregui (PSOE). El Gobierno está salvando la economía española. Nuestro país mantiene a salvo la credibilidad y la solvencia financiera. La salida a la crisis con cohesión social la garantiza el PSOE. Hay tres falsedades sobre la situación económica. La primera es que parece que la crisis la ha producido el Gobierno y no es así. La segunda falsedad es que cambiando el Gobierno se van a resolver los problemas y la fluidez del crédito. Miremos alrededor y veamos que en Portugal y Reino Unido, donde la derecha sustituyó a la izquierda, no se resolvió la crisis, hubo más recortes para los que menos tienen. Tercera falsedad, que el PP ha ayudado al Gobierno y a España. El PP ha tenido una estrategia de cuanto peor mejor.

Gallardón (PP). ¿A qué PSOE no ha ayudado el PP? Cuando Zapatero llamó a Rajoy para la reforma de la Constitución, la apoyó en cinco minutos. El PP ha ayudado siempre. Pero hablemos de soluciones para salir de la crisis. Hay que incentivar los contratos y para eso proponemos dar 3.000 euros por contrato y una bonificación de la cuota de la seguridad social por contratación de jóvenes.

Macias (CiU). Solo la reactivación genera ocupación. Ayudar a la economía productiva debe ser el objetivo de la política económica. Las políticas deben ir encaminadas a favorecer el crédito para las empresas.

Llamazares (IU). Estoy oyendo la misma sinfonía del ajuste. Por la cual, ante la crisis hay que recortar el gasto público porque teóricamente la causa de la crisis ha sido el despilfarro público cuando ha sido el despilfarro privado, hay que recortar el Estado de bienestar cuando lo que tenemos es el Estado de medioestar... Señor Gallardón, ustedes ya han hecho el ajuste y qué resultado han obtenido de sus políticas de recorte y privatización. Que estemos al borde de una recesión y que destruyamos empleo como muy pocos. A los banqueros no se les ha pedido ningún esfuerzo y se les ha mantenido una situación de privilegio con 140.000 millones de euros para saneamiento de la banca. Y a los ciudadanos de hoy solo les pedimos sacrificios. Ya está bien, es hora de cambiar la política.

Erkoreka (PNV). El PSOE instaló en los noventa la teoría de que la mejor política industrial es la que no existe. Después el PP impulsó una Ley del Suelo que declaraba todo el suelo urbanizable. Son dos errores que nos han traído a la situación en la que estamos. Se impulsó una política económica centrada en la construcción y el ladrillo y de aquellos polvos vienen estos lados. En Euskadi se hizo de otro modo, presidido por Ardanza e Ibarretxe, se apostó por la industria. El peso de la industria en Euskadi está 12 puntos por encima del resto de España, por eso es más resistente ante los embates de la crisis.

Jáuregui (PSOE). El ajuste es necesario pero es posible pedirle a Europa una política que combine el estímulo con la austeridad. Las políticas que propone el PP no son la panacea de nada. El circuito financiero está seco, y usted, señor Gallardón, no lo va a poner en marcha.

Gallardón (PP). Escuchando al señor Jáuregui veo una resignación preocupante y triste. Cuando usted decía ‘es que no depende de nosotros’, yo le digo que se puede hacer. No me niegue usted que la mejor gestión económica fue la que aplicó el Gobierno del PP.

Llamazares (IU). PP y PSOE en sus Gobiernos han rebajado en impuestos más de 30.000 millones de euros. No recortemos el gasto en inversión porque no habrá recuperación económica. Muchos países creen que los ajustes nos llevan a más crisis.

Erkoreka (PNV). El crecimiento no viene solo, no cae del cielo. Hay que estimularlo, incentivarlo, trabajarlo. No es fácil que venga desde el exterior. Alemania vive un momento de estancamiento y no parece dispuesto a tirar del carro. Las pautas de la UE sobre déficit o deuda no permiten adoptar políticas de estímulo con cargo a los presupuestos públicos.

Llamazares (IU). Las propuestas del PP y del PSOE no mandan nada porque quien determina la política es la carta de Trichet y el FMI, que han dicho que la política es el ajuste, el recorte. La reforma laboral solo ha dado más despidos.

Jáuregui (PSOE). El ajuste es necesario, estamos obligados a esto, tenemos que hacerlo. Otra cosa es que Europa pueda desempeñar un papel distinto con su política monetaria. Quizás en unos meses Francia y Alemania tengan Gobiernos socialistas que cambien la política monetaria. España ha hecho lo que otros países, señor Gallardón. Como los alemanes, que hicieron la reforma de las pensiones hace cinco años con acuerdo con la oposición.

Gallardón (PP). ¿Nostalgia de 1996? De un Gobierno que redujo la tasa de paro del 22 al 11%, que creó cinco millones de trabajos de los que 3,7 son fijos. Eso no es nostalgia, es el ejemplo que acredita la credibilidad de un Gobierno.

SERVICIOS SOCIALES

Del recorte a la sostenibilidad

Gallardón (PP). No al copago en sanidad, rotundamente no. Queremos aumentar el fondo de cohesión sanitario. Y sobre las pensiones, nunca más en la historia de España lo que ha pasado con un Gobierno socialista, que es un recorte de las pensiones. Garantizamos la revalorización de las pensiones y el mantenimiento del poder adquisitivo.

Llamazares (IU). Ha habido una abrumadora política de recortes del Gobierno del PSOE y de los Gobiernos del PP. De las pensiones, con congelación y retraso de la edad de jubilación. Hay recortes en educación y sanidad en comunidades que gobiernan el PP y CiU, que afectan a la calidad de atención a los ciudadanos. Son recortes injustos. Tenemos un Estado de medioestar.

Macias (CiU). 16.000 millones de euros salen de los bolsillos de los catalanes y no revierten en ellos. Cataluña es uno de los territorios que más contribuyen pero no tiene recursos para sus necesidades sociales. Por tanto, pacto fiscal para hacer frente a esas necesidades.

Erkoreka (PNV). Hay que empezar a utilizar la expresión sostenibilidad del Estado de bienestar. Para garantizarlo, hay que distinguir entre lo que es esencial y lo que es prescindible.

Jáuregui (PSOE). Señor Gallardón, me ha recordado usted una frase de Rajoy: “Nadie puede gastar más de lo que tiene”. Dígaselo a usted, que el Ayuntamiento de Madrid gasta más de lo que tiene. Alemania hizo tres años de congelación de las pensiones. Nosotros hemos hecho un año. Y las mínimas han crecido el doble de lo que ustedes lo hicieron. La comparación con lo que fueron las políticas sociales del PP no resiste la menor comparación. Con la Ley de Dependencia, el subsidio a la terminación del paro, algo que acabarán ustedes eliminando.

Gallardón (PP). Al señor Macias le digo que en este mundo globalizado no se puede ser una isla de riqueza rodeada de pobreza. Las comunidades que tenemos más renta y PIB tenemos que hacer una apuesta por la solidaridad. Tenemos que hacer que todos los españoles tengan el mismo nivel de renta de los españoles. Desde que ha estallado la crisis, Madrid ha conseguido aumentar su diferencial de paro con España hasta seis puntos. Si el Gobierno hubiera hecho la política que se ha hecho aquí, habría 1,2 millones de empleos más.

Macias (CiU). Los catalanes son la tercera comunidad que más aporta y la octava que menos recibe. Este déficit, que es del 8% del PIB, en Alemania está acotado el máximo al 4%, en otros países está acotada al 2,5%. A Cataluña le interesa el progreso de Cataluña. Y a Andalucía le interesa el progreso de Cataluña, que si no, no puede actuar de locomotora y Andalucía se verá afectada.

Jáuregui (PSOE). La sanidad, señor Gallardón, ya genera déficit. Los presupuestos son inferiores al gasto. Hay que afrontar ese problema. La solución de Rajoy es que si sube la economía recaudará más impuestos. Y si no sube, ¿cuál es la solución de Rajoy? Yo se lo digo, recortes y privatizaciones.

Gallardón (PP). Le doy hechos, son ustedes el primer Gobierno de España que baja las pensiones. El PP se compromete a que educación, sanidad y pensiones jamás se verán afectadas por la crisis económica.

Llamazares (IU). Hay tres problemas fundamentales: la corrupción política, que no tocaron el PP y el PSOE en su debate a dos; la contaminación bipartidista de todos los órganos del Estado, que crea un conflicto bipolar en todas las instituciones; y la escandalosa reforma de la Constitución sin consultar a los ciudadanos.

Jáuregui (PSOE). Este Gobierno ha hecho la reforma de los últimos ocho estatutos, dando un salto importante en el autogobierno y la financiación autonómica. Además, hemos dado derechos de ciudadanía que hace a las personas desiguales, iguales ante la vida. O la neutralidad y pluralidad que los socialistas hemos establecido en esta televisión. Le pregunto al señor Gallardón si van a seguir planteando recursos a la Ley de Igualdad, al matrimonio homosexual o al aborto. Todo este avance moral y cívico me parece importante que no vuelva atrás con un Gobierno del PP si ganáis las elecciones.

Gallardón (PP). Frente a la corrupción, transparencia y aplicación de la ley. No creo que el PSOE esté orgulloso de haber reformado un estatuto de autonomía (el catalán) sin pactarlo con el partido que se ha alternado en el Gobierno.

Macias (CiU). La actitud del PP con el Estatuto de Cataluña no es de recibo. El peso del PP en Cataluña es del 10%. Fue un estatuto refrendado por la población y en muchos puntos acordado en el Congreso de los Diputados. Según recientes encuestas muy fiables, el 20% de los votantes del PP en Cataluña está de acuerdo con planteamientos independentistas. Se abrirá una nueva etapa en este Estado autonómico recortado donde CiU va a reivindicar una autonomía para Cataluña. Me preocupa el ataque del PP a la escuela catalana.

Jáuregui (PSOE). Vi el anticatalanismo tan feroz que hizo el PP durante mucho tiempo. Los hechos del PP son contrarios a la realidad autonómica.

Gallardón (PP). Ninguna duda del compromiso del PP con el bilingüismo. Es lo que defendemos. Defendemos no solo eso sino el trilingüismo, con el inglés que deben hablar nuestros hijos para ser competitivos. Pedir al Constitucional que decida si es válido el Estatuto de Cataluña o la ley del matrimonio homosexual no puede ser objeto de reproche. Quién protesta es porque a lo mejor tiene miedo de que lo que ha hecho no se ajuste a la Constitución.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >