Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU ensaya su plan de alianzas

La formación, coaligada con la Chunta, pide “unidad de la izquierda” frente a los mercados

El líder de IU, Cayo Lara, en el mitin de Zaragoza. EFE

“Somos dos fuerzas políticas diferentes. Pero lo que nos une es mucho más importante. Vamos a hacer lo imposible para que se consolide este acuerdo y se disipe cualquier duda de aquellos que las podían tener. Juntos. La izquierda tiene que hacer frente al ataque despiadado que están sufriendo la democracia, los trabajadores, lo público”. Lo dijo ayer Cayo Lara, candidato de IU a la presidencia del Gobierno, en Zaragoza, para reivindicar el acuerdo de coalición cerrado por primera vez con la Chunta. Pero podría haberlo dicho en varias plazas más. Porque, en estas elecciones, IU ensaya un plan de coaliciones con partidos regionales o muy minoritarios con los que pretende engordar su bolsa de votos y lograr el ansiado 5% que le devuelva el grupo parlamentario (algo que las últimas encuestas dan por seguro).

La de Zaragoza era la primera parada de esa apuesta (y la más significativa: el pacto con la Chunta pone más cerca un escaño, el aragonés, que IU no logra desde 1993). Seguirán otras. IU ha cerrado coaliciones con una decena de formaciones: los nacionalistas de Batzarre en Navarra; Canarias por la Izquierda; Socialistas Independientes de Extremadura, cuatro grupos ecologistas y el ya habitual pacto con ICV en Cataluña. El reverso de esa opción es que con todos ha habido que consensuar un programa que ya no es puramente de IU: ayer, por ejemplo, el cabeza de lista por Zaragoza, Chesús Yuste, de Chunta, admitió que la candidatura lleva un “programa propio” en el que se han “aparcado algunos asuntos donde había discrepancias” con IU.

Si finalmente se logra escaño, Yuste lo ocupará durante 31 meses y Álvaro Sanz (IU) los restantes 17 meses. La última encuesta del CIS dice que no se logrará, aunque Lara y Yuste aseguraron que es porque el sondeo no ha computado que van en coalición.

Ambos reivindicaron la necesidad de volver a una política de “gasto público” frente a los ajustes que preconiza el PP y de los que ahora se desmarca, “sin ninguna credibilidad”, el PSOE; Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, según Lara, celebrarán mañana en televisión “el gran debate de los recortadores”. Tras reiterar su plan de empleo y de lucha contra el fraude, el candidato de IU apuntó a un sector del 15-M: quien vote en blanco o nulo “se equivoca”, dijo. “Sin querer, hacen más daño a la diversidad”.

Por la tarde, en el mitin celebrado en el centro multiusos Esquinas del Psiquiátrico, ante medio millar de personas, Lara arremetió contra el PSOE por “ponerse de rodillas ante los mercados” y contra el PP porque “quiere meter en la cárcel a los que están haciendo hurtos para comer”. El papel de “la izquierda” hoy es simple, según IU: “Rescatar la democracia, que nos la han robado”.