Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es impúdico el engaño y el robo que está produciendo esta crisis”

Miembro del grupo de Economía de Acampada Sol, exige una consulta 'a la griega’ si hay más recortes

A sus energéticos y peleones 64 años, Manuel Nolla es un hombre que ha participado, como bien dice, “en todas las batallas”: Incluida la lucha por la democracia. No es de los que acudió a la manifestación del 15-M, es de los que sumaron su indignación días más tarde. En concreto, dos días más tarde, poco después de oír que habían sido desalojados los acampados. Decidió a acercarse por Sol a ver qué pasaba ahí. Acudió a las primeras asambleas. “Me encontré con el movimiento más revitalizante que ha vivido esta democracia. Vi una vitalidad, una creatividad y unas ganas de cambiar las cosas que deben ser ejemplo para todos los que se mueven”.

Nolla está prejubilado. Trabajó durante años como técnico informático en Televisión Española. Ahora tiene otro trabajo: su nueva “militancia”. Desde que se incorporó al 15-M, dedica cerca de doce horas al día a su lucha: prepara documentos, lee, se documenta estudia y asiste puntual a las asambleas semanales del grupo de Economía. Es un hombre de verbo fácil, ya lo demostró en los días previos al 15-0 en una rueda de prensa que ofreció el movimiento en el edificio ocupado de Tabacalera. Luchador orgulloso de estar en la lucha, recuerda la noche preelectoral en Sol como un momento inolvidable del 15-M: “Me sentí parte de mi propio pueblo”.

*El robo de la crisis. En el grupo de Trabajo de Economía, lo tienen claro: “Nosotros proponemos que la crisis la paguen quienes la han creado”. Nolla no se anda con chiquitas. “Es impúdico el engaño y el robo, a la gente, que se está produciendo en esta crisis”. A las capas altas de la sociedad se les ha rebajado la presión fiscal diez puntos desde el año 1995, dice. Y los ejecutivos de la banca española han repartido ganancias de 3.701 millones de euros, siendo solo superados por suizos y británicos. Mientras tanto, a la población se le piden sacrificios y recortes.

Consideran urgente la paralización del “expolio y privatización” de las cajas de ahorro. “Hay que crear un sistema público de banca bajo control social”, explica. “La banca debe ser un servicio público: recoger los ahorros de los ciudadanos y conceder préstamos a la economía productiva es un servicio público que los bancos no están cumpliendo”.

Cuenta que los bancos están concediendo una buena parte de sus créditos a empresas constructoras y promotoras que deberían estar en quiebra para evitar que caiga el precio de la vivienda. “Y claro, luego se nos dice que no hay dinero para la pequeña y mediana empresa”.

Desde el grupo de Economía de Acampada Sol proponen la separación de las actividades de inversión de las meramente especulativas y reclaman la implantación de la tasa Tobin sobre transacciones financieras. También piden un referéndum vinculante en caso de que se exija cualquier tipo de recorte siguiendo consignas de organismos como el Fondo Monetario Internacional para que sean los ciudadanos los se pronuncien sobre el camino de salida de la crisis. Los críticos dirían que para eso están los políticos, para tomar ese tipo de decisiones, a lo que responde, raudo y veloz: “Quien más conocimiento tiene de los problemas es la ciudadanía. Esos supuestos políticos y expertos han demostrado sobradamente su incompetencia”. Y a las pruebas se remite.

*El 15-M y el 20-N. Nolla piensa que los mensajes del 15-M están calando poco a poco en la sociedad, pero que la batalla es de largo recorrido. “Los movimientos ciudadanos no pretende competir con los partidos, solo influir en la sociedad y en los partidos”. Dice que alguna formación política ha recogido alguna propuesta. “Pero lo importante es la coherencia con lo que defendieran antes”. El día el 20-N, acudirá a votar. “La gente indignada puede elegir entre pasar de estas elecciones o utilizar su voto para cambiar algo”.

*El movimiento 15-M no tiene líderes. Las personas que han accedido a aparecer en esta serie simplemente intentan trasladar la voz de asambleas y grupos de trabajo.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información