Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kofi Annan impulsa con su presencia el foro sobre el fin de ETA

El exmandatario de la ONU y Gerry Adams participarán en San Sebastián en la conferencia de paz

Paúl Ríos (Lokarri) y Silvia Casale (grupo internacional de contacto), ayer en la sala donde se celebrará la conferencia.
Paúl Ríos (Lokarri) y Silvia Casale (grupo internacional de contacto), ayer en la sala donde se celebrará la conferencia.

El ex secretario general de la ONU y premio Nobel de la Paz, Kofi Annan, será la máxima personalidad internacional que participará mañana en la conferencia sobre el final del terrorismo que tendrá lugar en San Sebastián. En la lista de asistentes también figuraba el ex primer ministro británico Tony Blair, pero finalmente no acudirá porque debe atender “compromisos de trabajo” en Oriente Próximo. Entre los “líderes” extranjeros que estarán en esta cita figuran el líder del Sinn Fein, Gerry Adams, y Gro Harlem Bruntland, ex primera ministra noruega. El movimiento social Lokarri y el grupo de contacto que lidera el abogado surafricano Brian Currin, impulsores de este foro, dieron a conocer estos nombres y destacaron la “experiencia, conocimiento e implicación directa en procesos de paz” que atesoran “todos ellos”.

Los organizadores hubiesen querido redondear el cartel con la presencia de Blair, algo que ayer por la tarde se había dado como seguro por la radiotelevisión irlandesa RTE, poco antes de que se hicieran públicos los nombres de la delegación extranjera. Blair ha optado por enviar en su representación a quien fuera su jefe de gabinete, Jonathan Powell, interviniente también en las conversaciones sobre el abandono de las armas del IRA.

El coordinador de Lokarri, Paul Ríos, y Silvia Casale, miembro del Grupo Internacional de Contacto, informaron también de que en la mesa por la paz de San Sebastián se sentarán Bertie Ahern, ex primer ministro de Irlanda, y Pierre Joxe, exministro de Interior y de Defensa francés y expresidente del grupo socialista en la Asamblea Nacional del país vecino. “Todos pueden enriquecer los esfuerzos que Gobiernos, instituciones, partidos políticos y entidades sociales están desarrollando para lograr la normalización política” en Euskadi, afirmó Casale.

Las personalidades llegarán a la capital guipuzcoana al mediodía y la reunión de trabajo comenzará a las dos de la tarde con la asistencia de todos los sindicatos y partidos vascos, salvo el PP y UPyD. Estas dos formaciones han rechazado asistir al considerar que se trata de una iniciativa que pretende “dar la razón a ETA”, como aseguró ayer mismo el líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti. Tampoco estarán representados los Gobiernos central y vasco, ambos en manos de los socialistas. El Ejecutivo que preside Patxi López asegura que no ha sido invitado —Ríos no quiso comentar ayer este asunto al ser preguntado por este diario— y, además, recela del efecto propagandístico para la izquierda abertzale. El consejero de Interior, Rodolfo Ares, confió en que el foro “exija a ETA de una forma clara y rotunda que abandone todas las actividades terroristas”.

Los más entusiasmados con esta cita son los nacionalistas, sobre todo el PNV y la antigua Batasuna. Para esta formación, el evento demuestra que Euskadi está “en la agenda internacional”. Joseba Egibar, presidente del PNV de Gipuzkoa, está convencido de que se inicia un “nuevo tiempo” porque “estamos en la antesala del anuncio del abandono definitivo de la violencia por parte de ETA”.

Para que los representantes internacionales tuvieran una idea de la posición de cada partido y sindicato, esta semana han ido intercambiándose reflexiones y propuestas a través de Internet. Todos los participantes tendrán tres minutos para intervenir mañana y, hacia las cinco de la tarde, se clausurará con la puesta en escena de las conclusiones.