Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE rectifica y acudirá a la conferencia de paz en San Sebastián

La reunión empezará el lunes y tiene el rechazo del PSOE

El PSE-EE participará en la conferencia de paz que se celebrará el próximo lunes en San Sebastián y en la que está prevista la asistencia de “líderes y personalidades internacionales”, según ha anunciado hoy el portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor. En un primer momento, según pudo saber EL PAÍS, solo estaba prevista la asistencia de Jesús Eguiguren a título personal, después de las reticencias con que su partido acogió la celebración del encuentro. De hecho, esta misma mañana, el consejero de Transportes, Iñaki Arriola, había señalado en una entrevista radiofónica que el PSE no acudiría a la cita.

La reunión ha sido promovida por Lokarri, el grupo de contacto del mediador sudafricano Brian Currin y otras cuatro entidades que trabajan en el ámbito de los derechos humanos y la resolución de conflictos.

La celebración de esa conferencia para “promover la resolución del conflicto del País Vasco” y a la que no asistirán representantes de los Gobiernos español y vasco, ambos en manos socialistas, ha proporcionado al PNV munición para mantener sus críticas al Ejecutivo autonómico y su política de pacificación.

El presidente del PNV vizcaíno, Andoni Ortuzar, y el portavoz de ese partido en el Congreso, Josu Erkoreka, arremetieron ayer contra el lehendakari, Patxi López, a quien reprocharon que “prefiera” su viaje oficial a EE UU “a la paz”. El Ejecutivo autónomo aclaró que no ha recibido ninguna invitación oficial para asistir a la conferencia de paz que impulsan Lokarri, el grupo de contacto de Brian Currin y cuatro entidades internacionales. Fuentes del Gobierno vasco reclamaron al PNV que “deje de enredar” sobre la implicación del lehendakari en el final de la violencia de ETA.

Ortuzar, en Radio Euskadi, y Erkoreka, en la cadena SER, coincidieron en que el viaje de López a EE UU al frente de una amplia delegación empresarial e institucional, donde permanecerán desde mañana al próximo día 21, “puede esperar”. “Lo que no puede esperar es la paz, sobre todo ahora que la tocamos con los dedos”, remarcó Ortuzar. Erkoreka se mostró “decepcionado”. “Seguramente la economía puede esperar y la paz es más urgente”, insistió.

Fuentes del Gobierno vasco les replicaron que no intenten “contagiar a los demás los nervios de su partido”. Y calificaron de “ocurrencia” plantear siquiera la suspensión de un viaje oficial con un centenar de empresarios vascos para buscar en EE UU nuevos mercados.

El PNV tiene depositadas muchas esperanzas en que la conferencia tenga un buen resultado. Ortuzar, quien defiende una paz “sin vencedores ni vencidos”, opinó que las resoluciones que se adopten el lunes “no podrán dejar indiferente a ETA”, por lo que la banda “tendrá que salir a decir algo tajante y definitivo”. “Vamos a ver qué sale de esta conferencia y luego vamos a esperar, atentos y muy exigentes, a que ETA vaya avanzando de forma rápida hacia su disolución”, añadió.

Antes incluso de celebrarse, la convocatoria de esta cumbre ha vuelto a dividir en dos bloques el espectro político vasco. El PP insistió ayer en su rechazo rotundo a la misma porque, como indicó su portavoz parlamentario, Leopoldo Barreda, forma parte de “la campaña electoral de Amaiur, de ETA por tanto”. A su juicio, los promotores pretenden hacer “propaganda” de sus planteamientos. “Todo lo que no sea la disolución incondicional de ETA es propaganda”, concluyó.