Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CIS confirma que el 15-M influyó en las autonómicas, aunque con grandes diferencias

En Madrid, donde se inició, un 27,9% tuvo en cuenta al Movimiento; en Murcia la cifra llega al 9,4%

Las pasadas elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo estuvieron marcadas por las protestas del llamado Movimiento 15-M y hasta ahora no existían datos sobre la influencia real de las movilizaciones sobre los comicios Cuando se cumplen cuatro meses de la convocatoria, un estudio postelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) cuantifica la repercusión que las movilizaciones de los indignados tuvieron, o no, en los votantes. Los números son muy dispares en función de la comunidad autónoma y no se pueden extrapolar las cifras a nivel estatal

Madrid (27,9%), Baleares (26,7%), Canarias (24,1%) y Navarra (22,9%) son las regiones donde más influyó el 15-M en los resultados del 22-M, según el barómetro del CIS. En todas ellas el número de votantes que reconoce que tuvo en cuenta las movilizaciones supera el 20%. Por encima de la media se sitúa también Aragón, con un 19,1%.

A estas comunidades habría que sumar la ciudad de Barcelona (23,1%), único municipio que ha sido objeto del estudio del centro, realizado entre el 27 de mayo y el 1 de julio, y con un margen de error que varía en función de cada estudio pero que ronda el 3,2%.

El 15-M tuvo una repercusión menor, a tenor de los datos del CIS, en las comunidades de La Rioja (17,1%), Castilla y León (16,6%), Cantabria (16,2%), Castilla-La Mancha (15,9%) y Valencia (15,8%).

Finalmente, la tabla la cierran Extremadura (14,7%), Asturias (13,9%) y Murcia, con un 9,3%.

¿En qué influyó?

El barómetro del CIS desglosa el grado de influencia que tuvo el 15-M en los votantes. En nueve de los estudios (uno para cada zona analizada) la opción mayoritaria entre quienes sí lo tuvieron en cuenta es “bastante”, en cinco de ellos “poco” y en ningún caso “mucho”. Esta última opción, además, es la menos elegida siempre salvo en Barcelona.

Además, el estudio analiza en qué sentido tuvo en cuenta el votante el Movimiento de los indignados. Sin embargo, desde el propio CIS se asegura que el bajo número de personas encuestadas resta valor científico a estos datos que pasarían a ser meramente testimoniales.

En cualquier caso, sistemáticamente la mayoría asegura que el 15-M le sirvió para “reafirmarse en la intención de votar al partido al que pensaba votar”. Esta opción es la elegida en todas las regiones analizadas por más del 40% de quienes aseguran haber tenido en cuenta el movimiento y en algunos casos supera el 50%.