Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último Gobierno de Orihuela licitó una ciudad deportiva sin tener suelo

El nuevo tripartito negocia para no perder tres millones de euros del Consell

Mónica Lorente, la anterior alcaldesa de Orihuela, en una imagen de archivo.
Mónica Lorente, la anterior alcaldesa de Orihuela, en una imagen de archivo.

Nuevas sombras sobre la gestión del anterior gobierno en Orihuela, presidido por Mónica Lorente, del PP. La nueva concejala de contratación, Asunción Mayoral, del Centro Liberal Renovador (CLR) calificó ayer de “irresponsable” a Lorente tras comprobar que la obra de la primera fase de la Ciudad Deportiva, con una subvención otorgada de tres millones de euros del Plan Confianza, se había licitado sin tener la calificación de suelo pertinente para acometer la obra. La instalación se proyectó sobre suelo no urbanizable, y está pendiente por parte de la Generalitat de recalificar los terrenos a uso dotacional deportivo.

Mayoral aseguró que una vez licitada la obra, presentadas las empresas aspirantes y cerrado el proceso para la adjudicación, el concejal David Costa, del PP, pidió al edil de Urbanismo, Antonio Rodríguez Barberá, la certificación de disponibilidad del suelo para ejecutar la obra. Mayoral recordó que “no se puede abrir un proceso de adjudicación de obra si no se certifica que hay suelo para hacerla”.

Costa solicitó la certificación de disponibilidad del suelo el 25 de mayo, tres días después de celebrarse las elecciones municipales, y el concejal de Urbanismo respondió el 7 de junio, tres días antes de concluir el anterior mandato, asegurando que “no hay suelo disponible al no estar el suelo definitivamente calificado por la Generalitat”.

Mayoral lamentó que por esta irregularidad se puede perder una subvención de tres millones de euros, y el Ayuntamiento se puede ver perjudicado si las empresas que acudieron a la licitación reclaman daños y perjuicios. La subvención se perdería si en un plazo de tres meses la obra no ha finalizado, “algo que es materialmente imposible”, aseguró Mayoral.

Por su parte, la alcaldesa en funciones, Antonia Moreno, del PSPV-PSOE, anunció que ha solicitado una reunión con la consejería para “tratar de paliar el entuerto y que la subvención sea destinada a otra obra”, que según detalló podría ser la construcción de un nuevo Ayuntamiento, con lo que se ahorraría más de medio millón de euros al mes en alquileres. Mientras la exalcaldesa sigue guardando silencio ante las sucesivas noticias que cuestionan su gestión, el exconcejal de Contratación, David Costa, del PP, lamentó que el tripartito “opte por enchufar el ventilador y no gobierne”. Según Costa se iniciaron dos expedientes, uno de contratación y otro de obra, el primero concluyó y el segundo está pendiente por parte de la Generalitat. “No hay ninguna ilegalidad, son excusas de mal pagador, y lo único que tienen que hacer es decir si quieren o no quieren una Ciudad Deportiva”, concluyó Costa.