Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El extesorero del PP y el jefe de Gürtel se pelean por un juez

Bárcenas y Correa litigan por quién debe llevar el caso

Francisco Correa, el cabecilla de la red Gürtel, mantiene una disputa jurídica con los también imputados Luis Bárcenas, extesorero del PP, y el empresario José Luis Ulibarri, a cuenta de si el actual instructor de las diligencias, el juez del Tribunal Superior de Madrid Antonio Pedreira, debe continuar con el caso o remitirlo ya al juez Pablo Ruz, sustituto de Baltasar Garzón en el Juzgado Central 5 de la Audiencia Nacional. Correa, que sigue preso y ve cómo el juez se niega a rebajarle la fianza de 15 millones que le fijó para esquivar la cárcel, acaba de presentar un escrito ante Pedreira en el que reclama la remisión inmediata del caso al juez Ruz.

Luis Bárcenas.
Luis Bárcenas.

Pedreira aun conserva las diligencias porque Bárcenas y Ulibarri y varios imputados más presentaron escritos de queja frente a la decisión de la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Madrid de remitir las actuaciones a la Audiencia Nacional. El problema es que esos escritos de queja, fundamentados en que la causa debe seguir en manos de Pedreira, solo puede resolverlos el Tribunal Supremo, que aún no lo ha hecho por ser periodo vacacional.

En su escrito, el abogado de Correa, José Antonio Choclán, considera "nulos de pleno derecho" los trámites que sigue realizando Pedreira porque, indica, vulneran el derecho "al juez ordinario"; es decir, al juez que por turno corresponda llevar un asunto. En su escrito, entregado por Pedreira a los abogados personados en las diligencias, Correa concreta: “El recurso de queja anunciado por alguna parte, como es sabido, no produce efectos suspensivos. Es pacífica la jurisprudencia que establece que los recursos de queja del artículo 862 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal contra los autos que declaren no haber lugar a tener por preparado el recurso de casación, carecen de efectos suspensivos". Es decir, que esas quejan no paralizan la remisión de las diligencias a la Audiencia Nacional.

Francisco Correa, tras una comparecencia en los juzgados.
Francisco Correa, tras una comparecencia en los juzgados.

La decisión del Tribunal Superior de Madrid de inhibirse a favor del juez Ruz es porque los tres diputados de la Asamblea de Madrid imputados en Gürtel se han caído de las listas del PP y ya no son aforados. Entiende Correa que, tras la inhibición acordada por la Sala de lo Penal del Superior de Madrid, los recursos pendientes contra decisiones de Pedreira debe resolverlos la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional: “No es posible ni admisible jurídicamente retener indebida y artificialmente la causa (...) por un órgano que se sabe incompetente”, por lo que sus actuaciones son “nulas de pleno derecho”.

En cambio, Bárcenas y Ulibarrui entienden que el recurso de queja sí paraliza la inhibición y que, mientras el Supremo no diga otra cosa, la causa debe seguir en manos de Pedreira.