CiU se suma a la estrategia del PP y reclama un nuevo adelanto electoral

Duran arremete contra Zapatero una semana después de alabar su decisión

Duran Lleida conversa con Zapatero.
Duran Lleida conversa con Zapatero.EMILIO NARANJO / EFE

El portavoz de CiU en el Congreso y cabeza de lista en las próximas elecciones generales, Josep Antoni Duran, se sumó ayer abiertamente a la tesis del PP y reclamó un adelanto del adelanto electoral anunciado por José Luis Rodríguez Zapatero. Los comicios deben ser “mucho antes del 20 de noviembre”, escribió Duran en su carta-web semanal a los militantes, a pesar de que hace solo una semana él mismo había considerado el 20-N como “la mejor fecha posible” y aplaudido la “tranquilidad y certidumbre” que generaba Zapatero con su anuncio. El PSC se apresuró a acusar a CiU de “someterse” a los intereses del PP.

La carta de Duran llega dos días después de que el presidente de los populares, Mariano Rajoy, planteara —no directamente, sino a través de varios miembros de su equipo— que las urnas deben abrirse ya. “Un Gobierno en esta situación de interinidad no está capacitado para tomar medidas”, lanzó el miércoles el coordinador de Economía, Cristóbal Montoro. Al día siguiente, Esteban González Pons, responsable de Comunicación de Rajoy, opinó que “España no puede aguantar” así hasta noviembre. “Reformas o adelantar las elecciones, pero algo tiene que hacer”, dijo Pons apuntando al presidente del Gobierno.

El mismo argumento, que las reformas no pueden esperar y que el Ejecutivo no parece tener intención de acometerlas, es el que usó ayer Duran, citando expresamente la flexibilización de la negociación colectiva y el impulso de las políticas activas de empleo. “He observado que el Gobierno no tiene ninguna intención de profundizar en estas reformas, ya que le basta el haber aprobado en su día, vía real decreto ley, sus propuestas al respecto, que son puramente para cubrir el expediente [...] aunque no se reforme prácticamente nada”, afirma en su web. Por eso, las elecciones, dice, deberían hacerse “mucho antes del 20 de noviembre”.

Los nacionalistas catalanes quieren los comicios “mucho antes del 20-N”

Duran no concreta en la misiva qué fecha sería oportuna. Tampoco lo hizo la responsable de campaña de CiU, Marta Llorens, quien en conferencia de prensa solo insistió en que si las reformas no se producen los comicios deben celebrarse lo antes posible.

El Gobierno hace un “chantaje permanente” al Congreso, dice Duran

Al igual que el PP, Duran ha cambiado de posición con el paso de los días. La semana pasada opinó que el 20-N “era la mejor fecha” posible y que el anuncio aportaba “certidumbre”. En su carta de ayer ya no queda nada de ese mensaje. Ahora el dirigente nacionalista opina que al haber avisado “con tanto tiempo”, Zapatero ha creado un “impás” que “lo complica todo un poco más”. El presidente, prosigue, ha cometido “un grave error” por la “disparidad de intereses” que a su juicio tienen el presidente del Gobierno y el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. “Al presidente le interesa tomar medidas que trasladen confianza a los mercados, mientras que al candidato le interesa pensar solo a corto plazo e intentar llegar al 20 de noviembre con tan pocas heridas como sea posible”, subraya el texto.

El cambio de opinión de Duran se explica en parte porque ve que CiU tendrá poco que negociar en septiembre, en caso de que las prometidas reformas salgan adelante. La fórmula del real decreto utilizada por el Gobierno para aprobar las medidas más urgentes limita mucho el debate parlamentario y la capacidad de los grupos para introducir enmiendas. En su carta, Duran llega a acusar al Gobierno de practicar “el más repudiable filibusterismo parlamentario” y realizar un “chantaje permanente” para conseguir apoyos en el Congreso.

El diputado socialista catalán Daniel Fernández respondió arremetiendo contra CiU por hacer “seguidismo” del PP y “someterse” a su estrategia electoral. “[Duran] está más preocupado en seguir la estela del PP que en la estabilidad económica del país”, dijo. A él le replicó a su vez Marta Llorens, de CiU: la sumisión, afirmó, es “la de los 25 diputados del PSC al PSOE en esta legislatura”.

Debate a tres

Aupado habitualmente por las encuestas en el podio de los políticos mejor valorados, Josep Antoni Duran Lleida tiene un reto en las elecciones del 20 de noviembre: traducir esa buena valoración en votos. El candidato de CiU obtuvo en 2008 unos malos resultados comparados con sus antecesores, lo que ha dejado a los nacionalistas catalanes con sus actuales diez escaños, muy lejos de los 18 que lograron en 1986. Para poner remedio a esta situación, los estrategas de CiU están intentando que Duran se mida directamente en campaña con Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy. Quieren un debate a tres.

La coordinadora de campaña de CiU, Marta Llorens, aseguró ayer que tanto PSOE como PP están dispuestos a hablarlo en sendas reuniones en septiembre. Pero es difícil que el debate se celebre. Fuentes del comité electoral del PSOE citadas por EFE replicaron que si bien Alfredo Pérez Rubalcaba está dispuesto a todo tipo de debates, el interlocutor de CiU debe ser el Partit dels Socialistes de Catalunya. Inicialmente, el vicecoordinador de campaña socialista, Antonio Hernando había dejado la puerta abierta al debate. El dirigente del PP Jorge Fernández Díaz aseguró que “no tendría ningún sentido” excluir del debate a partidos como Izquierda Unida o el PNV.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50