PP y PSOE recortan los derechos de los guardias civiles

El derecho de reunión y manifestación de los agentes queda drásticamente limitado

“Chapuza”, “vergüenza” y “atraco” son algunos de los epítetos que todos los demás grupos dedicaron ayer en el Congreso a la ley de Contratos del Sector Público en los ámbitos de la Defensa y la Seguridad; o, más exactamente, al pacto alcanzado por el PSOE y el PP para colar en dicho proyecto una enmienda que limita drásticamente el derecho de reunión y manifestación de los guardias civiles.

La enmienda modifica la ley de derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil, de 2007, que prohibía participar en “manifestaciones o reuniones de carácter político o sindical” para vetar también las “de carácter reivindicativo”, como se hizo hace una semana con los miembros de las Fuerzas Armadas.

Gaspar Llamazares, de IU, pidió al Defensor del Pueblo que recurra la reforma al Constitucional, mientras que las asociaciones de guardias han convocado ya una manifestación para el 1 de octubre. Reivindicativa, por supuesto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

M. G.

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS