Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC regresa al Gobierno canario tras 18 años en la oposición

El nuevo Gobierno canario, presidido por Rivero, contará con ocho consejerías, cinco dirigidas por CC y tres de ellas por los socialistas

Las Palmas de Gran Canaria

Paulino Rivero acudió hace cuatro años a Madrid para firmar en la calle Génova, junto a Mariano Rajoy y José Manuel Soria, un pacto que aseguraba el Gobierno de Canarias para CC y PP. Rivero, sin ser el más votado, fue presidente. Ayer, ante el socialista Manuel Chaves y José Miguel Pérez, secretario general del PSC,volvió a firmar un pacto de Gobierno en el que será presidente, otra vez sin ser la lista más votada. Ideológicamente, nada ha cambiado en CC. Es su modusvivendi, con el que, si cumple estos cuatro años al frente del Ejecutivo, cumplirá sus dos décadas de existencia viviendo en el poder.

El nuevo Gobierno canario, presidido por Rivero, contará con ocho consejerías, cinco dirigidas por CC y tres de ellas por los socialistas. José Miguel Pérez, doctor en Historia y relacionado con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria hasta que saltó a la primera línea política, será vicepresidente y dirigirá la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad.

El nuevo Ejecutivo canario se ha renovado parcialmente en su vertiente nacionalista. Coalición Canaria ha colocado a Javier González Ortíz, ex viceconsejero de Presidencia y mano derecha de Paulino Rivero en la anterior legislatura, el frente de la Consejería de Economía y Hacienda. La Consejería de Sanidad, en manos de los nacionalistas, será dirigida por Brígida Mendoza Betancor, que desde hace unos meses había ocupado la gerencia del Hospital Insular de Gran Canaria. Mantiene Rivero en sus cargos a dos consejeros que representan las cuotas insulares de Fuerteventura y La Palma, Domingo Berriel y Juan Ramón Hernández, respectivamente. Berriel estará al frente de Política Territorial, Obras Públicas y Transportes, en una legislatura especial en este último aspecto, debido a que Gran Canaria y Tenerife intentarán sacar adelante sus proyectos ferroviarios. La cuota de La Palma, isla en la que CC se ha visto perjudicada por los pactos entre PSC y PP e incluso llegó a poner en peligro el proceso de negociación entre nacionalistas y socialistas, estará ocupada por Hernández,que repite en el cargo pero cambiando de cartera, encargándose ahora de Agricultura, Pesca, Ganaderías y Aguas. También repite en el Gobierno Inés Rojas, que seguirá al frente de Políticas Sociales y además suma a sus nuevas tareas Deporte y Cultura. Ninguna cara nueva entre los nacionalistas. Todos repiten en el Gobierno, excepto Ortíz, que ocupaba una viceconsejería.

El PSC, además de José Miguel Pérez, ha elegido a dos perfiles completamente distintos para completar su equipo dentro del Gobierno canario. Por un lado a Francisco Hernández Espínola, lugartenientede Pérez en su sinuosa trayectoria como secretario general del partido en Canarias, ex portavoz en el Parlamento y eterno número dos, ya lo fue con Juan Fernando López Aguilar. Hernández Espínola ostentará las responsabilidades relacionadas con Presidencia, Justicia e Igualdad. Es un político de raza que lleva muchos años en la arena parlamentaria canaria. La otra consejería que recae en manos de el PSC es la de Empleo, Industria y Comercio y su titular será Margarita Ramos Quintana, catedrática de Derecho del Trabajo de la Universidadde La Laguna. El nombramiento de Ramos Quintana ha pillado por sorpresa a la propia ejecutiva socialista y algún miembro ha confesado, incluso, haberse enterado pocos minutos antes de hacerse oficial. Una cara nueva pero que ha levantado admiración entre los socialistas consultados, a pesar de su desconocimiento, por su trayectoria profesional.

Se caen del Gobierno, sobre todo, dos figuras que fueron importantes en la pasada legislatura en Coalición Canaria, como Milagros Luis Brito, ex consejera de Educación, que mantuvo multitud de enfrentamientos con los profesores de las Islas y que no consiguió, según los informes europeos, que los parámetros educativos en Canarias mejorasen y, sobre todo, José Miguel Ruano, ex consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad, que según confirmaron fuentes nacionalistas ayer a este periódico podría ser uno de los posibles candidatos a diputado nacional en las próximas elecciones.