Miquel Nadal, cada día ante el juez

El exlíder de Unió Mallorquina (UM) y exconsejero de Turismo de Baleares está imputado en cinco casos de corrupción y ha sido detenido dos veces en 16 meses

Miquel Nadal.
Miquel Nadal.MONTSERRAT T DIEZ (EFE)

Para asegurar que no se evada a la acción de la Justicia mientras se instruye la última de las cinco causas en las que está imputado por supuesta corrupción, Miquel Nadal está obligado a personarse cada día en el juzgado. Nadal, expresidente de Unió Mallorquina (UM) y exconsejero de Turismo de Baleares en el último Gobierno de Francesc Antich (PSOE-PSM-IU-UM), quedó este jueves en libertad, tras declarar por supuesta malversación de fondos públicos, fraude y prevaricación desde el Ibatur (Instituto balear de Turismo). Pasó dos noches en los calabozos de Palma y los fiscales anticorrupción le reclaman una nueva fianza civil de 210.000 euros.

Nadal, abogado y piloto aficionado con avioneta propia, está sin pasaporte, ya depositó en 2010 una fianza personal de 70.000 en otra causa para eludir la cárcel y constituyó una fianza civil de 600.000 euros. El año pasado, en la época de más cuota de poder -y más corrupción- su partido, UM, estalló, se disolvió, por sus múltiples escándalos y la larga lista de políticos imputados y detenidos por supuesta malversación. En 2007, Nadal aspiró a ser alcalde de Palma de Mallorca, pactando bien con el PSOE o con el PP.

Nadal está sin pasaporte, en 2010 depositó una fianza personal de 70.000 euros para eludir la cárcel y constituyó una fianza civil de 600.000

Anticorrupción y la policía judicial, en el último caso que se instruye, cuestionan de nuevo la gestión de cuantiosas partidas de promoción turística. Nadal manejó hasta 10 millones en Turismo. Ahora se han levantado sospechas sobre el trámite de patrocinios publicitarios de medios digitales y de televisión secundarios que le eran afines Canal 4 y Ciutat.es, la inversión en un festival de cine en Mallorca que no se llegó a realizar, los gastos en un stand de ferias o filmaciones de promoción desde un helicóptero. Con Nadal fueron detenidos el exdirector general de Turismo, Joan Sastre de UM –que fue arrestado por segunda vez en año y medio, como su jefe Nadal–, dos periodistas locales, un arquitecto, una exproductora de televisión. Todos están en libertad e imputados.

Miquel Nadal está encausado en el caso Voltor de malversación en la consejería de Turismo por el que fue detenido en 2010 en el Ayuntamiento de Palma donde era concejal. Está imputado también en el caso Maquillaje por la compra de una televisión para contratar activistas de UM con fondos públicos del Consell de Mallorca; en este pieza Nadal delató ante el juez que su amiga y líder Maria Antònia Munar le dio 300.000 euros de dinero negro. En el caso Son Oms que se instruye desde hace años se le investiga por unas supuestas operaciones de corrupción urbanística en la calificación de terrenos rústicos. Finalmente por el caso Can Domenge, se le juzgará por la supuesta trama delictiva para maquinar la venta de un solar público del Consell, con mayoría UM-PP, a favor de la empresa Sacresa, contra los intereses de la compañía Núñez y Navarro del expresidente del Barça, José Luís Núñez, que se querelló contra la cúpula de UM.

El exconsejero de Turismo de Baleares manejó hasta 10 millones de euros en su cartera

La factoría política de UM que diseñó Maria Antònia Munar, la expresidenta del Parlamento balear, también imputada en dos de los casos, participó de manera alternativa en los Gobiernos del PP (15 años) y del PSOE (8 años). UM ya no concurrió a las pasadas elecciones del 22-M, por primera vez desde 1983. Se extinguió en la primavera de 2010, con el cartel destrozado por la acumulación de escándalos de corrupción, la mayoría de sus cargos imputados y su sede central de Palma sometida a un registro judicial. La nueva UM se llama Convèrgencia per les illes y solo logró entrar en Ayuntamientos menores de Mallorca.

UM tiene pendiente de avalar 1,6 millones por otra causa más: el caso Pinic de desvíos de fondos para activar tramas militantes desde el Ayuntamiento de Palma de Mallorca y el Gobierno de Baleares. En esta pieza fue detenida y está imputada la consejera de Miquel Nadal, la abogada Cristina Cerdó, que fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Palma.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS